Viernes contemporáneo
Por Armando Ortiz

Hace bien Tania Cruz Santos, candidata a diputada federal por Morena en Coatzacoalcos, al no ponerse a defender al agresor de una menor de edad que resulta ser su hermano. En un comunicado la candidata espera que las autoridades actúen y en caso de hallarse culpabilidad que se proceda, sin importar que el implicado sea su hermano. Aquí lo grave es que la menor agredida señala que Jonathan “N”, hermano de Tania Cruz Santos, la conoció en campaña, pues ella formaba parte de un grupo de jóvenes de Morena. Lo que además agrava el asunto es la declaración de la madre quien acusa que la familia de Jonathan “N” los amenazó de muerte. La misma madre señala que el hermano de la candidata contactó a su hija por WhatsApp y que por este medio la invitó a comer, pero se la llevó a otro lado. Al parecer el hermano de Tania Cruz, candidata de Morena en Coatzacoalcos engatusó a la joven a tal grado que todo se descubrió cuando la familia de la menor encontró a Jonathan “N” y a la jovencita en una farmacia comprando la llamada “píldora del día siguiente”. Por cierto, la familia es hondureña, de donde venían huyendo por los abusos y la violencia, pero salieron de Honduras y llegaron a “Guatepeor”.

Si lo que importa es la seguridad de los xalapeños, pues sólo pónganse de acuerdo

Lo más importante es la seguridad de los xalapeños, por lo mismo todo se trata de dialogar, de llegar a un entendimiento y si hay postes instalados que estorban el paso de los transeúntes, pues a quitarlos y a ponerlos en otro lado; antes de la confrontación lo que debió privilegiarse debió ser el diálogo. Hipólito acusa al gobernador de hostigamiento, al tiempo que señala que ese hostigamiento viene porque el gobernador tiene a su hijo en campaña. Pero si como dice Hipólito su prioridad es la seguridad, en lugar de hacer esas acusaciones debió hablar como un administrador inteligente señalando dónde están las fallas en la instalación de las cámaras; conociendo a Hipólito el reculón, al rato tendrá que echar para atrás sus palabras. Pero no, prefirió la confrontación al diálogo. Por su parte el gobernador Yunes Linares ya dijo que si lo que quiere el alcalde es que le pidan permiso, pues le van a pedir permiso al señor; y los postes que estén mal colocados, pues se van a cambiar a otro lugar: “Si algún poste quedó mal podemos reubicarlo, para que no afecte”.

En redes sociales compartir es suscribir, a menos que se advierta lo contrario

Por supuesto que cualquier persona puede poner en su muro de Facebook lo que le venga en gana; nadie se lo puede impedir, al menos temporalmente. Y es que Facebook tiene políticas muy claras sobre los mensajes que no se deben poner en esta red social y a una denuncia de alguien, Facebook analiza, procede y borra el mensaje, la foto o el meme. Por supuesto que cualquiera puede apoyar el mensaje de otros, suscribirlos por así decirlo, y nadie tiene derecho a obligar a alguien a quitar ese mensaje que suscribe cuando lo comparte. Lo que sí debe quedar claro es que esos que suscriben, deben entender que se deben atener a las consecuencias. Ricardo Alemán compartió, es decir, suscribió un mensaje donde se alentaba a asesinar a Andrés Manuel López Obrador y las consecuencias las está pagando. En redes sociales compartir es suscribir, a menos que se comparta con una advertencia de desacuerdo. Pero Ricardo Alemán no está en desacuerdo, antes bien sus dos palabras “Les hablan” incitaban a que se hiciera caso al mensaje.

aortiz52@nullhotmail.com