Ejército israelí suprime manifestaciones y dispara a periodistas y médicos

Este lunes, y en contra de lo aconsejado por los asesores del presidente Donald Tumpo, el gobierno de Estados Unidos inauguró su embajada en Jerusalén, provocando  un remolino de emociones encontradas y reacciones diversas, que van desde la fiesta por parte del pueblo israelí, y la furia por parte del pueblo palestino.

El movimiento de la embajada fue decidido por el presidente estadounidense Donald Trump en diciembre pasadocuando tompo la polémica decisión de establecer a Jerusalén como la capital de Israel.

Mientras tanto, el número de muertos por disparos del Ejército israelí en las protestas de Gaza contra el traslado subió a 41, según datos del Ministerio de Salud palestino, que cifra en 1.960 los heridos, entre ellos 200 menores. Cerca de una treintena de los heridos se encuentran en estado de extrema gravedad, 71 tienen consideración grave, unos 800 de gravedad media y cerca de un millar sufrieron heridas leves.

El Ministerio también denunció que hubo disparos contra periodistas y personal medico, por los que un paramédico murió y dos fueron heridos.

Las protestas, convocadas por todas las facciones en el marco de la Marcha del Retorno se han hecho coincidir hoy con el traslado de la Embajada de EE.UU. a
Jerusalén y se espera que continúen mañana, día en que los palestinos conmemoran la Nakba (Catástrofe) que para ellos supuso el nacimiento de Israel hace hoy 70 años.