Dialogando
Por Abel Domínguez Camacho

En el número 2125 del semanario proceso, publicado el 23 de julio de 2017, el ex presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Juan Carlos Ugalde se refirió a los cambios en la ley electoral de 2014 como “disfuncionales…crean confusión, diluyen la responsabilidad, encarecen el costo global de la organización electoral y, producen impunidad”. El especialista también opina que seguir con “el actual modelo de fiscalización resulta irrelevante, insiste en que con esa fiscalización no hay manera de detectar los gastos que se están haciendo en las campañas” y, en contrapartida propone que “hay que mejorar el control hacendario de los gobiernos locales, estatales y municipales”.

Posterior a la entrega en mención, vieron la luz en México y varios países de Latinoamérica los casos de corrupción electoral y destacan, en Brasil aquél caso de corrupción Lava autos que hoy tiene privado de su libertad a Lula da Silva y, en México “La estafa maestra” que puso en evidencia los diferentes mecanismos que se utilizaron para financiar procesos electorales; en los dos países destaca el caso de la constructora Odebrecht. En México, la estafa maestra y Odebrecht no pasaron a mayores y, por el contrario, en la imagen colectiva parece olvidada. Corrupción e impunidad caminan de la mano en medio del proceso electoral más importante de la historia del país.

Hoy 29 de mayo de 2018, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y la Consultoría Integralia, presentaron el informe “Dinero bajo la mesa”, de acuerdo con Proceso.com.mx, se destaca, entre otras cosas, que “las estructuras paralelas y dobles contabilidades de los partidos políticos se nutren principalmente del desvió de fondos públicos…” para hacer llegar los ingentes recursos a las campañas, “los gobiernos usan diferentes estrategias manifiestas en el caso conocido  como la Estafa Maestra”, como lo menciono más arriba. En el estudio refieren también  los descuentos de nómina, los permisos de construcción y ambulantaje, o los casos más comunes de los desvíos de programas sociales. Un secreto a voces, expuesto en un estudio serio y riguroso.

Uno de los más de 60 entrevistados para el estudio, afirmó que “las elecciones se ganan con dinero” , las entrevistas pone a la luz pública que “por cada peso reportado en los gastos promedios de una campaña para gobernador, los partidos gastan 15 más en lo oscurito, y en efectivo, lo que hace prácticamente imposible de rastrear”. El informe también revela que durante los comicios del 2012 y de 2015, el flujo de liquidez creció 33 mil millones de pesos (5%) en promedio en el país, sin que el Banco de México tenga una explicación racional.

El expresidente del IFE refiere que el uso ilegal de dinero en campaña “ es sistémico” y empleado por cualquier partido político que tenga acceso a recursos públicos, concluye que no se le puede adjudicar a un partido; el documento plantea que una regla simple para estimar los recursos para ser competitivos en una elección de gobernador es “multiplicar el número de votos rurales por 500 pesos y el de urbanos por mil pesos”. El gran problema de este país es que todo está sentado en el clientelismo, sostiene el informe.

Por otro lado, el informe califica que, en el marco de la ley electoral, las multas son “rentables” y aluden que, los partidos políticos pueden infringir la ley con relativa tranquilidad, multas rentables y pocos delitos se castigan con cárcel. Amparo Casar, Presidenta Ejecutiva de MCCI y coautora del informe, subrayó que en los últimos 18 años, los partidos pagaron en multas el 3.6% del dinero público que recibieron del erario. El informe refiere que el PRI resultó el más multado entre 2016 y 2017-pagó cerca de 21% de las sanciones totales-, seguido por MORENA-19.42%-, el PAN.18.36%-, el PRD-14.97% y el PT.7.84%-.

Quiero rescatar las conclusiones que Amparo Casar y Juan Carlos Ugalde adelantaban  en sus respectivas contribuciones en el libro ¿Y ahora qué?, México ante el 2018, editado por Nexos, Debate y la Universidad de Guadalajara, noviembre de 2017. En el tema de Corrupción, La sombra de las instituciones, Casar hace tres propuestas para combatir la corrupción:. 1. Simplificar los procesos más opacos y sujetarlos a controles digitales que garanticen la transparencia; 2. Impedir el dinero en efectivo en todas las transacciones gubernamentales y de la economía formal. Optimizar la detección de transferencias ilícitas que impliquen cuentas de funcionarios públicos; 3. Instituir la “muerte civil” de funcionarios públicos y empresas privadas que hayan sido condenadas por actos de corrupción, mediante un registro público.

Con el tema Votos comprados, La corrupción electoral, Ugalde presenta tres propuestas para combatir la corrupción electoral: 1. Hacer obligatorio el voto para reducir el clientelismo electoral; 2. Reducir las asignaciones a grupos parlamentarios en los congresos y normar su uso y destino; 3. Reducir los montos de financiamiento público ordinarios de partidos políticos, aumentar los topes de financiamiento privado y repensar los topes de campaña.

He querido cerrar esta entrega con las conclusiones adelantadas de los dos coautores del informe “Dinero bajo la mesa”, solamente para resaltar que estos intelectuales y otros tantos más, preocupados por nuestro México, han venido observando nuestras diferentes realidades y haciendo propuestas que, el gobierno y sus instituciones simplemente desoyen, por miopía o por conveniencia política, miopía al fin.

En el contexto electoral actual, las consecuencias son un gran derroche de recursos en atención al clientelismo electoral y, por lo tanto, un gran vació en las propuestas de los candidatos, situación observable en el día a día y, en los dos debates electorales. La máquina del fango, como le llamó Umberto Eco en su último libro Número Cero, ha sido una constante en el proceso electoral 2018, de tal suerte que la descalificación, el insulto, la agresión…es lo único observable y que, está por demás decir, han polarizado a la sociedad mexicana. Polarización que sumado al derroche de recursos, tiene un costo político y social muy alto; costo que veremos durante y después del 01 de julio, no lo olviden, hay que salir a votar.

Otras entregas del autor:

https://abel-dialogando.blogspot.com/2018/05/dialogando-por-abeldominguez-camacho.html

https://abel-dialogando.blogspot.mx/2018/05/aspirantes-el-puntero-y-las-formas-que.html

https://abel-dialogando.blogspot.mx/2018/05/el-circo-de-los-debates-electorales-2018.html

https://abel-dialogando.blogspot.mx/2018/05/expectacion-previo-al-segundo-debate.html

https://abel-dialogando.blogspot.mx/2018/04/del-plato-la-boca.html

https://abel-dialogando.blogspot.mx/2018/04/el-deslinde-obligado-de-los-pepes.html

https://abel-dialogando.blogspot.mx/2017/12/los-yunes-y-el-2018.html