Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

31 de mayo del 2018

Ya nos habían enviado denuncias sobre los beneficios que gozan exfuncionarios duartistas en el Penal de Pacho Viejo, pero tuvimos que ir, conocer y constatar todo lo que se rumoraba. Al final, resultó que la información es cierta.  Exservidores públicos del sexenio de Javier Duarte gozan de un sinfín de privilegios, como si estuvieran en un hotel, con todas las comodidades y además, no ser molestados a la hora de las visitas familiares y comidas llevadas al penal, para que se alimenten muy bien los hoy presos millonarios, como son Juan Antonio Nemi Dib, Francisco Valencia García, Mauricio  Audirac Murillo y Arturo Bermúdez Zurita… No pierdan esta historia contada por esta servidora, quien constató como es la vida de estos reclusos, en el Penal de Pacho Viejo…

Las  llamadas estancias, son celdas en donde  viven y conviven en cada una, cinco presos, conformada por  un área pequeña de 16 metros cuadrados de superficie, contando con un baño. El Director del Penal controla la tienda de víveres, un pequeño restaurante o cocina económica, venta de dulces, refrescos, con un costo de 54 pesos, la botella grande y el chico de 25 pesos, según la marca y tamaño. Los cigarros entran en este control desde la dirección, así como los encuentros íntimos, cobrados como si fuera un motel y las mesas para comer en los días de visita, sin descartar la posible venta de  droga… El uso de baños en  los días familiares, también se cobran…

Las visitas son los jueves y domingo. Se debe ir con ropas de color blanco y mezclilla clara.  De lo contrario, no entras. Desde las 6 de la mañana, inicia la fila de personas para  visitar a sus familiares y amigos. Nos habían señalado a personas identificadas que apartaban lugares, para que a la hora de permitir la entrada para su revisión, llegan otras personas y  suplen a las que de un inicio realizaban  esta larga fila. Pues resulta, que quienes desde ese inicio estaban  en la fila, son personal doméstico y choferes de los antes funcionarios duartistas, quienes hoy, permanecen encarcelados y siguiendo su proceso dentro del Penal de Pacho Viejo… Y las personas, que llegan a la hora de poder entrar a la revisión y visita, son esposas, hijas, mamás y hermanos de Nemi Dib, Paco Valencia y Mauricio Audirac, así como de Arturo Bermúdez.

Todos, familiares, choferes y  domésticas entran por otra puerta, registrándose en una libreta y no en el libro institucional, en el que todos lo hacen,  cargando contenedores transparentes, llenos de alimentos, como son yogurts, comida preparada,  fruta, refrescos y  aguas embotelladas. En el caso de Juan Antonio Nemi le gusta tomar de esas botellas en forma de mancuerna o pesa de la marca Gym Water  y al estar vacías, los demás presos se pelean por los envases, para llenarlos de tierra y así, utilizarlas como verdaderas pesas, para hacer ejercicio… Cada botella de agua,  tiene un costo de 33 pesos y la puedes adquirir en la Internet, con la liga: https://www.linio.com.mx/p/agua-alcalina-gym-water-rosa-en-forma-de-pesa-de-1lt-margarita-naturalmente-oogmpe

No queremos pensar, que los exfuncionarios duartistas tengan refrigerador, pero sí se ha confirmado contar con televisión y hasta celular, gracias al pago de estos beneficios  al Director del Penal de Pacho Viejo, Gabriel Jiménez Ramírez, a quien estos duartistas le han pagado buenas sumas, para tener beneficios, como la entrada diaria de tres comidas y también visitas de familiares y amigos, aun cuando no sean días autorizados…  Les cuento otros detalles…

Los días de visita, Nemi Dib recibe a su familia en el auditorio, como parte de los beneficios que paga el exsecretario de Salud; Mauricio Audirac tiene una sombrilla y sillas tipo californianas, para comer con sus familiares y amigos. Desde temprano, el exsecretario de Finanzas saca sus aditamentos, los coloca y espera paciente a que lleguen con la comida en contenedores. Francisco Valencia lo hace en el área de población y se conoce como “pueblo” y el dueño de Viníssimo tiene una celda para él solo… Arturo Bermúdez Zurita está aparte de población, en una celda en donde no convive con ningún preso y recibe a sus familiares en un área que fue remodelada cerca de los juzgados…

En el Penal de Pacho Viejo, se sabe sobre el financiamiento de una cancha de futbol rápido, que fue pagada por los exservidores públicos duartistas, quitando gradas y una cancha de basquetbol, para la realización de esta nueva área de deporte y en pocas semanas será inaugurada. Increíble que el Director del Penal de Pacho Viejo Gabriel Jiménez se jacte de decir que esta cancha se realiza con dinero externo, cuando la verdad y en parte, es financiada por los grandes inquilinos, antes soberbios funcionarios con poder, hoy presos por corruptos…

El famoso rancho es la comida… Así la llaman y todos saben lo que “el Rancho” significa…Un preso en este penal desayuna un té de manzanilla o canela, un plato de frijoles hervidos o puré de papa. En la comida, arroz batido, pedazos de pollo guisados o salchicha. Para la cena, café, verduras hervidas, frijoles o lentejas también hervidos… Interesante observar a Nemi, Valencia y  Mauricio Audirac muy repuestos o mejor dicho gordos, cuando en realidad todos los días les llevan comida desde el exterior y tres veces al día. Es más, a  Mauricio Audirac le han permitido llevar conocidas pizzas del restaurante La Chipola, ubicadas en la entrada de San Bruno… Para que vean los grandes privilegios de estos presos…

En el caso de Arturo Bermúdez, su semblante no es nada alertador. Los problemas le han hecho mella a su rostro y físico, mostrando una delgadez que preocupa.

Durante la visita, se observó la violación a los derechos de  los menores, a quienes los registran sin tener tacto o cuidado, así como cambiarles el pañal a la vista de las custodias y en lugares infrahumanos o sucios…

Por último, para que vean cómo se han organizado estos duartistas,  el extitular de CAEV, Francisco Valencia  García compró una pequeña casa, casi frente al Penal de Pacho Viejo. En ella, viven las asistentes domésticas, quienes se encargan de guisar a los patrones y los choferes  llevan la comida. No nos  extrañaría que ahí, hasta lavan la ropa de los patrones… Además, los familiares llegan a esa casa para cambiarse y llevar las prendas admitidas para tener acceso al penal.  Si pretendes rentar, éstas cuestan entre mil y dos mil pesos, así que otros hacen lo mismo, para atender a estos exfuncionarios, antes con mucho poder y ahora, tratan de sobrevivir y gastar parte de lo que se han robado o desviaron recursos para pago de beneficios y bondades… Y que su estancia sea  lo menos pesada…

Notita importante: Comentario de inteligente lectora: “…Sin el más mínimo cargo de conciencia, la actual coordinación de la UV desaparecerá de un plumazo un programa de larga trayectoria y singular contenido, dado el segmento al que es dirigido: público infantil; en su lugar, se pretende retransmitir el noticiero matutino de Javier Solórzano… Oportuna sugerencia sería recomendar a los familiares del laureado y recientemente fallecido Sergio Pitol acercarse a este periodista, para dar a conocer su caso, y ver hasta dónde llega RadioUV en la transmisión de este nuevo contenido…

Dudas y comentarios:claudiaguerreromtz@nullgmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com ywww.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz