Ayer arrancó la campaña por 125 alcaldías y 45 diputaciones locales en el Estado de México, el agarrón es de resultados inciertos pues ese estado lo gobierna el PRI pero MoReNa conserva un capital político considerable proveniente de la fuente perredista y, por otro lado, PAN va en alianza junto con el PRD y Movimiento Ciudadano en 119 alcaldías y en 43 de los 45 distritos electorales. Disputan por el padrón electoral más numeroso del país, por todo el influjo que representa para la elección presidencial. El resultado electoral, será expresión de una contienda entre el empuje de López Obrador y la operación política del gobierno estatal.