Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com

 Con una humanidad cada vez más sometida -esclavizada sería un término más propio-por el sionismo neoliberal y antinacionalista que, apoyados en la robótica, ya no disimulan en lo más mínimo su proyecto para desaparecer a la mayor parte de los habitantes del Planeta…

 Lo que finalmente no sería nada malo si desapareciéramos todos; porque entonces el resto de los seres vivos -por supuesto comenzando por La Madre Tierra- se verían liberados de la peor plaga que han sufrido desde la aparición de los sapiens, sapiens…

 Como bien lo dijo Friedrich Nietzsche (1844 – 1900) “La Tierra tiene piel; y esa piel tiene enfermedades; el hombre es una de ellas”…

 En el entendido de que todos los que nos antecedieron: los australopithecus; los neandertales; los denisovanos; los homos erectus; los hábiles; los grimaldi; los chancelade; y los cromañones -quienes, por cierto, tenían un cerebro más grande que nosotros- han misteriosamente desaparecido…

 Seguramente a manos de nuestros ancestros -que llegaron del espacio, según rezan todos los diferentes génesis; y como lo determinó Pitágoras (569 – 475) “El hombre que actualmente puebla el Planeta, vino de las estrellas; por eso siempre querrá regresar a ellas”…

 Lo que ha sido indirectamente corroborado por la ciencia, al determinar que la especie humana -aunque inhumana sería un calificativo más propio- no encaja como eslabón de ninguna cadena ecológica…

 Y -según mi muy personal punto de vista- los eliminaron a todos después de haber cohabitado y procreado con las diferentes especies.  De ahí las disímiles razas; ¿sí no cómo se justifican?…

 Y desde luego atendiendo a su propia naturaleza enferma, y consecuentemente destructiva, que desde entonces debemos de haber adquirido al no alimentarnos de lo que nos es natural…

 Y máxime en estos tiempos, cuando la “civilización” yanqui ha llenado al mundo de porquerías que han sustituido los alimentos que son naturales a nuestra especie animal…

 Pero como todos somos el resultado de lo que hemos comido, pues en eso se ha convertido la humanidad, en una porquería que insensatamente destruye todo lo que por enfrente se le pone…

 El caso es que, conmemorando El Día Internacional del Trabajo -día en el que, por cierto, no se trabaja; haciendo pensar en que siguiendo la misma tónica debería de establecerse el día del robo; el día del crimen, etc.-…

 Se llevaron a cabo manifestaciones de protesta en diferentes partes del mundo y de diferentes formas, por los justificadamente inconformes pensionados y jubilados, a quienes cada vez les es más difícil sobrevivir con los altos costos de la vida…

 Que apoyados por los trabajadores y sus demandas por la falta de prestaciones que les han sido retiradas por las reformas laborales implantadas por los pésimos administradores que se han tenido -por no llamarlos bandoleros- que han gastado dinero a manos llenas olvidaron a quienes les precedieron en su vida laboral…

 Haciendo con ello que la zanja que siempre ha existido entre las diferentes clases sociales, se haya convertido en un abismo que por lo visto los oligarcas quieren rellenar con cadáveres…

 Los muy hipócritas se espantan con las armas atómicas, que, visto está, no son, ni con mucho, el buen negocio que representan las armas “convencionales” a las que se refiere la segunda enmienda a la Constitución de los EE.UU. que les permite a los ciudadanos tenerlas…

 En Francia, este día 1° de mayo, le fue como en feria al jovencito con complejo de Edipo, pues las manifestaciones en contra de sus reformas -las mismas que se implantan en todo el mundo neoliberal- hicieron estallar a la sociedad, que en varias regiones se inconformó de manera violenta, obligando a la policía a intervenir…

 Igual suerte corrieron los trabajadores que protestaron en Chile y Honduras, pues fueron dispersados por las policías.  Pensiones y salarios justos fue la demanda internacional que como mensaje enviaron los trabajadores a quienes ni los ven ni los escuchan.  Pero: ¿Y todo seguirá igual?

 Y ya que se comenta de las porquerías humanas…

 Un Tribunal de Sidney, allá en Australia, recabó las suficientes evidencias para sentar en el banquillo de los acusados al cardenal George Pell quien es el Jefe de las finanzas del Vaticano, acusándolo, para no variar, de pederastia…

 A ver si no lo rescata el argentino Jorge Mario Bergoglio, alias Francisco, se lo lleva a Roma para que purgue sus pecados; y después, en una homilía dominical desde la Plaza de san Pedro, les mande bendiciones a las víctimas del presunto degenerado y se conduela de su sufrimiento.

 Ya de salida…

 De viaje por Nueva York, el príncipe saudí Mohamed Bin Salmán, que bien podría ser el Trump de por allá,ante un grupo de judíos opinó que “Los palestinos deberían de acepta las propuestas de paz que se les ofrecen ¿? o callarse y dejar de quejarse”. 

 Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.