Por Virginia Durán Campollo

 

En extrema ambición por el poder, la clase política encabezada por sus candidatos se hacen trizas. Dos semanas más de pleitos, acusaciones, deserciones, mismas promesas   sin ir al fondo. Continúa la violencia en el país, pero no la ven en su dimensión,  discuten con verdaderas normas legales para su solución. Cerca de 50 funcionarios públicos, candidatos, diputados y hasta allegados  han sido liquidados por cuestión de fobias. Se desgarran las vestiduras los contrincantes, por parecer impolutos pero no lo logran. Una muestra del engaño y cinismo, es la aceptación de quitar el fuero que pasó al Senado y ahí, materialmente, se atoró  como el nombramiento del fiscal general y el anticorrupción. Traen la misma sinergia de hace meses: “péguenle al negro”. Se enfocan en el puntero- que empieza a cometer algunos  errores – quien les revira divertido, cómodo, seguro con un “no se hagan bolas”,  soy el bueno.   No entendieron, que lo que la ciudanía exige es respeto. Está muy agraviada y no hay la sensibilidad para paliar su dolor. *** López Obrador es receptivo y lo canaliza muy bien, con una ventaja que no disminuye. “La mesa está servida…AMLO será presidente de México”, según el estratega político español Antonio Solá. Vaticina 45 puntos de ventaja, sobre sus oponentes. Todos recurren a cifras, datos, fechas, posibilidades y traen su propio conteo. A los mexicanos lo que preocupa es que si no hay civilidad, nos arrastrarán  a una hecatombe. Deben cambiar ya el tono de sus discursos, que engendra más terror y llamar a la calma a sus simpatizantes, partidarios, socios. La población está más preocupada en un empleo, obtener dinero para sobrevivir, tener seguridad para salir a la calles, encontrar a sus muertos y desaparecidos. Volver a sentir la libertad.  *** Hace nueve años conozco a José Yunes Zorrilla y nunca he cambiado mi criterio sobre su persona. Un hombre empeñado, conocedor, inteligente. Se distingue por su trato suave, amable, educado en contraste de quienes son soberbios, autoritarios, déspotas muy comunes en los nuevos ricos políticos. Es un activo para cualquier gobierno y su desempeño en las cámaras ha sido de participación y muy destacado. Mucha gente le estima y le tiene aprecio, incluso algunos de sus adversarios. No sería justo no reconocerle su valor y  un trabajo de casi 20 años, en el ejercicio político veracruzano. Pepe camina, camina, camina. *** En Veracruz las campañas muy flojas, no levantan. Los personeros de Miguel Angel Jr, le aseguran un alto índice de puntuación sobre los otros. Va a la cabeza. El representante de MORENA, es de lo más reprobable pues solo aprovecha la presencia del dirigente nacional para aparecer. Sumado al pésimo desempeño del alcalde morenista  de Xalapa, en una administración muy cuestionada tempranamente sucumben. *** Veracruz el tercer estado de la República más violento y en donde hasta los maestros de nivel básico- 300- han sido extorsionados, secuestrados, amenazados como muchos más veracruzanos cada día. ¿A quién puede importarle las campañas en éste escenarios? El próximo 10 de mayo, marcharán las madres veracruzanas,  que han perdido a sus hijos. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.