Estuvo por estos lares el escritor e historiador Enrique Krauze y lamentó lo ocurrido durante el periodo de Javier Duarte de Ochoa en esta entidad; habló también sobre el escandaloso tren de gasto de la señora Macías de Duarte, de paso golpea al PRI: “los gobiernos que protegen ese tipo de casos deben ser castigados en las urnas”. Durante el reinado de Luis XV en Francia no pocos intelectuales frecuentaban los salones de la Corte y saludaban a su Majestad, el Rey: Voltaire, el crítico vitriólico, Montesquieu el apóstol de la división de poderes, el tormentoso  conde de Mirabeau:  (El despotismo es una manera de ser, horrenda y convulsiva. El deber, el interés y el honor ordenan resistir a las órdenes arbitrarias del monarca, y de arrancarle el poder con cuyo abuso puede destruir la libertad, si no existen recursos para salvarla (…). El rey es un asalariado, y el que paga tiene el derecho de despedir al que es pagado”, escribió), entre otros intelectuales y artistas, departían con la nobleza francesa a la cual estaban tendiéndole la cama con sus beligerantes reflexiones.