Coatzacoalcos- 2018-05-2415:45:26- “Venimos con el propósito de llegar a la frontera (con Estados Unidos), porque está ‘bien duro’ (el panorama) en Honduras, mi familia fue secuestrada, hay mucha delincuencia en Honduras, ése fue el motivo por el que salí del país”, fueron las palabras de Carlos Samuel, quien llegó a la Casa del Migrante junto a su familia, misma que encontraron cerrada.

Este hondureño llegó apenas el jueves por la tarde a Coatzacoalcos, sin embargo su travesía inició el 30 de abril sin imaginarse a que su paso se encontraría con un albergue cerrado a consecuencia del exceso de migrantes refugiados, cifra que aumentó desde el descarrilamiento del tren en Orizaba desde el 19 de abril, provocando un ‘cuello de botella’ en la ruta de indocumentados.

Sin siquiera saberlo este hondureño forma parte de los 300 mil que abandonaron su país en los últimos cinco años, esto de acuerdo a datos de la Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización de aquella nación centroamericana.

HederLópez Cabrera / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO