AL PIE DE LA LETRA
Raymundo Jiménez

Con el airado reclamo que acaba de hacerle el gobernador Miguel Ángel Yunes a la empresa FERROSUR por el reciente descarrilamiento de sus trenes en la región de Orizaba, el hijo del mandatario panista que aspira a sucederlo en el poder ha de haberle implorado que ¡no lo “ayude” tanto!.

Y es que detrás de esa compañía ferroviaria se encuentra el ingeniero Carlos Slim Helú, uno de los hombres más ricos del mundo, lo que obviamente pone en una situación incómoda y hasta en entredicho al candidato a la gubernatura del frente PAN-PRD-MC, ya que en el debate organizado por el Órgano Público Local Electoral (OPLE) el viernes pasado aseguró que él no se pelearía con los empresarios, en alusión a la confrontación que el abanderado presidencial de MORENA, Andrés Manuel López Obrador –de cuya tendencia al alza en las encuestas se viene colgando su correligionario Cuitláhuac García Jiménez en Veracruz–, traía con los inversionistas del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Como ya se sabe, después del deliberado abandono de Ferrocarriles Nacionales de México en el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari –en cuya administración no se construyó un solo kilómetro de vías ferroviarias–, su sucesor, el presidente Ernesto Zedillo, inició la reorganización y privatización de esta paraestatal.

El 29 de junio de 1998, a través de licitación pública, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) otorgó a Ferrocarril del Sureste, S.A. de C.V., el título de concesión por 50 años para operar, explotar y prestar el servicio de transporte ferroviario en la vía Troncal del Sureste de México, iniciando operaciones el 18 de diciembre de ese mismo año.

Hacia finales de 1999, Slim Helú adquirió los derechos de dicha concesión dando lugar a la creación de FERROSUR, S.A. de C.V. (FSRR), la cual se fusionó con Ferrocarril del Sureste, S.A. de C.V. En noviembre de 2005 Grupo México obtuvo el 75% de la participación accionaria de FERROSUR.

La línea troncal del sureste está integrada por las divisiones Mexicano y Veracruz-Coatzacoalcos al Istmo (VCI) con una longitud total de vías de 1,565 kilómetros y, aunado a esto, FERROSUR cuenta con derecho de paso en 206 kms. por el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec así como con la concesión en el ferrocarril de Oaxaca y en el de Puebla.

Actualmente FERROSUR opera una red de más de 2,600 kms. de vía, a través de los cuales interconecta hacia el norte y occidente del país con Kansas City Southern de México (KCSM) y con Ferrocarril Mexicano (FERROMEX), y en los estados de Veracruz y Oaxaca con el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) hacia la península de Yucatán y el estado de Chiapas.

Comunica también a la Ciudad de México con los puertos de Veracruz, Coatzacoalcos y Salina Cruz, constituyéndose así en su principal aliado para comunicarlos con el resto del país y promover el comercio nacional e internacional.

Atiende igualmente importantes centros industriales de producción y consumo en los estados de México, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Oaxaca, Veracruz y la zona metropolitana del Valle de México.

¿Inversionistas de la talla del ingeniero Slim confiarán plenamente en candidatos como el panista Miguel Ángel Yunes Márquez, quien presume de tener la “experiencia” suficiente para gobernar un estado como Veracruz, pero cuyo padre, con muchísima más pericia y oficio político que él no ha podido hasta ahora contener la inseguridad ni los ríos de sangre en la entidad?

Pero, además, ¿el hijo de Yunes Linares podría entenderse también como gobernador con un “viejo guango”, como llamó a López Obrador, si es que finalmente se confirman las tendencias electorales y el candidato de MORENA llega a la Presidencia de la República?

EN MARTÍNEZ, EL PRI VIVO

Si el PRI y sus fuerzas vivas trabajan igual de unidos en el resto del estado como lo vienen haciendo en el distrito de Martínez de la Torre, los candidatos del partido tricolor a la gubernatura y a la Presidencia de la República, Pepe Yunes y Pepe Meade, pueden cosechar un buen número de votos.

Y es que este viernes 18, en esa cabecera distrital, al menos cinco ex alcaldes priistas coincidieron en un par de eventos organizados en apoyo también de su candidata a diputada federal Dalia Gutiérrez de la Rosa, una joven comunicadora muy popular en esa región citrícola.

Ahí estuvieron presentes también el presidente del CDE del PRI, Américo Zúñiga Martínez, y el delegado del Comité Ejecutivo Nacional priista, José Antonio Rojo, acompañados de los ex munícipes Hilario Ruiz Zurita, excelente anfitrión en su rancho “Brinco del Tigre”; Cirilo Rincón Aguilar, Antonio Rodríguez Baranda, Ismael García Huesca y Gonzalo Morgado, quien actualmente está a cargo de la Coordinación de Delegados del Comité Estatal.

Por la mañana, por cierto, hubo un desayuno con distinguidos miembros de la sociedad civil martinense, la mayoría sin filiación partidista, los cuales acudieron convocados por la abogada Marga Leticia Morgado Osorio, ex titular del Registro Civil de Xalapa.

Por cierto, los asistentes manifestaron su genuino interés y participación al pagar cada quien su respectivo platillo.