Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

Sobre el caso del priísta Alejandro Gutiérrez y la negativa del gobierno panista de Chihuahua de entregarlo a la justicia federal.  Hasta donde se entiende, la lógica indica que si el dinero -los 250 millones; que finalmente no son la gran cosa si se compara con los latrocinios y los desvíos de dineros de otros personajes- fueron sustraídos del Erario de Chihuahua hacia otro lado -en este caso se supone que fueron para las campañas priístas- se habla de dos delitos diferentes…

Uno del orden común cometido en el Estado.  Y el otro del orden federal por ser supuestamente consignado a las campañas políticas.  Si fueron para el Partido en el que milita es secundario.  En el fondo es la sustracción del dinero y su posterior desvío…

Pero antes de dirigirlo, primero fue robado, por lo que el sentido común indica que debe ser el primero en juzgarlo que puso la denuncia, que es el afectado, y además lo tiene ya detenido…

Y el hecho de que la SCJN haya emplazado al gobierno de Javier Corralpara que en el término de 72 horas entregue a la justicia federal al ex secretario adjunto del PRI, hace pertinente recordar, que mientras no seamos una República con clara división de Poderes, estas cosas seguirán sucediendo, como está ocurriendo ahora…

Pero algo muy gordo debe de estar atrás de todo esto, cuando se atrevieron a despedir a Santiago Nieto, el entonces Fiscal Anticorrupción, por andar investigando lo que no les convenía que investigara.  Grave, sí.  Muy grave…

La percepción de los gobiernos del mundo por el despido del hoy morenista, dejó muy mal parado al Gobierno de Peña Nieto; de por sí internacionalmente señalado de corrupto…

Y ante los ojos de los ciudadanos, semejante hecho pudiera calificarse como el rejón de muerte a la “democracia priísta”…

Pues es todavía mucho peor que los escandalosos latrocinios que cometieron los gobernadores consentidos y sus equipos de trabajo.  Porque el correr al Fiscal Anticorrupción por andar investigando; cuando la función de un Fiscal anticorrupción es precisamente investigar actos de corrupción…

Y sobre todo si han sido denunciados desde el exterior, como viene siendo el caso Odebrecht, donde hay declaraciones oficiales que dicen que los dineros le fueron entregados directamente a Emilio Lozoya, quien a su vez, supuestamente los entregó para las campañas del PRI, hace que se piense, a querer o no, que hay en ello mucho mar de fondo…

Y si a eso agregamos que a los políticos ya no se les puede creer nada, absolutamente nada de lo que dicen; lo que estamos viviendo los mexicanos dista mucho de lo expresado ayer por Peña Nieto: “Estamos en los mejores niveles de la Historia” –de corrupción, le faltó decir-…

 

Pero es que dicen lo primero que se les ocurre.  Ahora salen con que el dinero de los ciber ataques pudo irse con los narcotraficantes; cuando lo que perdieron los bancos, ellos se lo ganan en medio día…

Pero eso no es todo…

Como ya es un secreto a voces que el 1° de julio se van a aventar otro numerito de esos a los que ya nos tienen acostumbrados desde el 88, descaradamente están “rentando” las credenciales para votar; y dicen que en el Estado de México están pagando hasta 5,000 del águila, y que luego las van a devolver…

Y aunque el fraude es ya prácticamente un hecho -las honorabilí$ima$ encuestadora$, junto con los no menos ínclitos medio$ de comunicación se encargarán de ello, el INE solo lo oficializará y EE.UU. lo reconocerá-…

No está por demás comentar que no sería una mala idea en que quienes están en las casillas checando las credenciales, se fijaran sí el de la foto es el mismo que la lleva; y si no parece serlo, a su vez tomarle una foto junto con la credencial…

Y no es que sea un mal pensado, sino porque si son capaces de disfrazarse de transexuales con tal de apuntarse en la lista de los diputados, ya puede decirse que son capaces de todo.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.