Xalapa- 2018-05-2120:16:16- Jesús Ruiz/Debido a que algunos diputados “están en campaña” no se votó en segunda vuelta este lunes la iniciativa ciudadana para reformar la constitución local presentada por el Consejo Veracruzano “Más Vida, Más Familia, que entre otros apartados blinda el concepto de “familia natural”.

Por lo anterior, el presidente del Consejo, Arturo Segovia Flores, pidió que se informe quiénes fueron los diputados que no asistieron.

“Quiero ver cuáles son los diputados que no vinieron porque andan en campaña y no vinieron a atender un tema legislativo que es del pueblo; nosotros no les estamos pagando para que anden en campaña, les pagamos para que hagan su función.

“Tan fácil que hubieran renunciado o pedido su licencia y que el que sí va a estar suba; a lo mejor no estamos de acuerdo, no tenemos que estar de acuerdo en todo, pero sí tenemos la concordancia de que la Ley es la Ley y las reglas son las reglas”, declaró Segovia Flores, molesto debido a que el dictamen no pasó.

Así, la bancada del PAN, que impulsa en el Congreso local la iniciativa popular se vio en la “penosa necesidad” de sacar del orden del día el proyecto, reconociendo que carecían de los votos suficientes para lograr la mayoría calificada.

Ante la presencia de integrantes de dicha organización conservadora en el Recinto Oficial de Sesiones, el diputado local panista, José Luis Enríquez Ambell, tuvo que hacer uso de la voz requiriendo quitar el dictamen a la Mesa Directiva.

“La expectativa sobre la iniciativa es tan grande como la expectativa que tiene la ciudadanía sobre el voto de cada uno de nosotros; desafortunadamente la aprobación de las reformas constitucionales requiere de votos suficientes, es decir, de un mínimo de 34 votos.

“Como ustedes saben en Acción Nacional contamos con 21 votos y no hace la mayoría que se requiere y por esa razón nos vemos en la penosa necesidad de solicitarle a usted señora presidenta que se someta a consideración del pleno la modificación del orden del día”, expuso el legislador.

Agregó que de no retirarse y no alcanzar la votación requerida, la iniciativa no se podría volver a discutir en la actual LXIV Legislatura, ya que tiene que ser aprobada en dos periodos ordinarios consecutivos, con lo que el esfuerzo de los ciudadanos “no habrá valido la pena”.

“Con la única finalidad de proteger la iniciativa ciudadana y la voluntad de la mayoría de los veracruzanos, pido entonces señora presidenta proceder a consultar a la asamblea con base en nuestro reglamento”, propuso Enríquez Ambell.

Cabe señalar que solo había 20 de los 21 diputados del PAN, al no asistir Rodrigo García Escalante. Tampoco acudió el único diputado del PVEM, Manuel Francisco Martínez y solo acudieron 4 de los 5 diputados del PRD, ante la ausencia de José Kirsch Sánchez.

La iniciativa ciudadana es respaldada por los 7 diputados del PRI, sin embargo no asistió el diputado Carlos Morales Guevara y por parte de los tres integrantes grupo legislativo “Juntos por Veracruz”, no asistió José Roberto Arenas.

La diputada independiente, Eva Felicitas Cadena Sandoval, quien está a favor de la iniciativa, sí se presentó, pero con esto se ponía en riesgo conseguir los 34 votos necesarios, de ahí que se optó por retirar el dictamen, al juntar únicamente 33 votos este lunes.

Lo anterior ya que el legislador del PANAL, Vicente Benítez, quien suele votar a la par de la bancada panista, se ha opuesto públicamente al proyecto ciudadano.

Además, la suplente de la candidata a la gubernatura, Miriam Judith González Sheridan, la diputada Angélica Pineda Pérez, se sumó a la bancada de Morena, que suma 10 integrantes, todos en contra del proyecto, al igual que el diputado independiente, Sergio Rodríguez Cortés.

Dicha iniciativa reforma la Constitución local blindando conceptos como el de familia y matrimonio, tal y como están a la fecha en la carta magna y en el Código Civil, con lo que se impide las uniones entre personas del mismo sexo al proteger a la familia natural y el matrimonio heterosexual.

Además, en otro de sus apartados, establece que los padres tienen “el derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos” sobre el Estado y permite a los ciudadanos la revocación del mandato.

Cabe recordar que esta propuesta fue aprobada en primera vuelta con 34 votos el pasado 31 de enero, con el rechazo de la bancada de Morena y de la legisladora independiente, Miriam Judith González Sheridan, así como Vicente Benítez González.