Durante el presente proceso electoral estatal las especulaciones sobre su desenlace es la comidilla diaria, sin embargo se ha hecho énfasis en una carrera parejera solo entre dos, cuando la competencia realmente es de tres. Para formular esa quimérica apreciación se lanzan rumores y diseñan encuestas haciendo parecer al candidato priista, José Yunes Zorrilla, en el sótano de las percepción ciudadana, se acompaña la especie por las difíciles circunstancias por las que atraviesa el PRI. Sin embargo, Pepe Yunes Zorrilla, demuestra la entereza de quien lleva años en estas lides, no desdeña especulaciones pero tampoco se aflige porque siente el respaldo de la gente, esta percepción surge de su largo transitar por la geografía veracruzana, en tiempo y forma. Por supuesto, el desenlace electoral no es fácilmente predecible, por mucho que lo alimente la especulación la moneda está en el aire, ojala no caiga de canto y el Tribunal Electoral entre en acción.