Viernes contemporáneo

Por Armando Ortiz

Si alguien le andaba oliendo el pedo a Javier Duarte, ese era Sandro Gómez, líder de las juventudes priistas. No había evento con Javier Duarte en que este sujeto, acusado en algún momento de ser golpeador de mujeres, no se acercara a husmear al entonces gobernador, a tomarse una foto con él; este sujeto le hacía competencia a Rodolfo Zúñiga, otro huele pedos profesional. Ante su falta de talento e inteligencia, sólo le quedaba ser rastrero, sólo le quedaba esbozar su sonrisa eternamente pueril y esperar la compasión del mandatario para que le diera algo, aunque sea unas placas de taxi. Generoso se portó con Sandro el gobernador, porque no le dio un juego de placas, sino que le dio tres juegos de placas. Ahora Sandro, a quien no lo hicieron ni suplente de diputado local, se rebela y sale a buscar otra ubre. Cree que Miguel Ángel Yunes Márquez lo va a recibir con los brazos abiertos; cree que Yunes Márquez se va a tragar el cuento de los 20 mil afiliados que se van con él. Ya lo dice el filósofo José José: “Pobre tonto, ingenuo y charlatán”. Mejor que se ponga a trabajar sus taxis, sino hasta sin placas se va a quedar.

Miranda de Wallace de presentar víctimas a hacerse la víctima; ¿ya se habrá acostumbrado al repudio que genera?

Tercera llamada, inicia el segundo acto de la farsa interpretada por Isabel Miranda de Wallace. Después de que la señora, quien carece de un mínimo de credibilidad, embarcara a Alejandro Martí para que acudiese junto con ella al montaje de la presentación de las supuestas víctimas de Nestora Salgado; después de que se supiera que el aparente secuestrado era un roba vacas priista, después de eso, en el segundo acto la señora de Wallace sale a decir en un video de Twitter que ha recibido amenazas de muerte. “El ataque de Nestora Salgado no se hizo esperar, utilizando a la madre de Brenda Quevedo Cruz”, dice en el video y agrega que Brenda la amenazó, “que me van a partir la madre”. Isabel Miranda de Wallace dice que no es la primera amenaza que recibe, pero que no la van a callar ni la van a amedrentar. Isabel Miranda de Wallace se cree muy querida, como si todo mundo se creyera sus cuentos de secuestros y capturas. Pero ya en otras ocasiones ha comprobado que una buena parte de la población la repudia. Un día quiso protestar en contra de Trump, señalando que la manifestación “AntiTrump” en realidad era de apoyo a Peña Nieto. Los que estaban en la marcha la corrieron, gritándole “fuera Peña”, “asesina”, “corrupta”. ¿A ese repudio ya se habrá acostumbrado la señora de Wallace?

Jose Abella, candidato del Partido Verde, hace campaña en Córdoba con guardias armados

¡En serio! ¿Gente armada en las campañas? ¿Guaruras cortando cartucho y amenazando a la población? Y no hablamos de Guerrero ni de Michoacán, hablamos de Córdoba, donde José Abella es candidato a diputado federal por el Partido Verde Ecologista de México. Está circulando un video en donde un sujeto, al parecer guardia de la campaña de José Abella, propietario del diario El buen tono, golpea a una persona que o va filmando y reportando que el sujeto lleva un arma. El sujeto grabado se molesta y le lanza de patadas, por lo que algunas personas intervienen y le piden que deje de agredir. El sujeto sigue lanzado golpes y al verse amenazado saca la pistola escuadra y muy “valiente” corta cartucho, esperando que alguien lo enfrente. Cabe señalar que Abella gozaba de la custodia de gente armada proporcionada por el gobierno de Javier Duarte; incluso presumía a sus guardias armados en sus redes sociales, mostrándose prepotente e intocable. Ahora el señor busca ser diputado federal, pero al parecer no abandona a sus guardias armados, quienes en cualquier momento podrían ocasionar una tragedia.

aortiz52@nullhotmail.com