En el puerto de Veracruz se han acumulado al menos 300 mil toneladas de carga de industrias como la agrícola, alimentos, autopartes y cemento que están a la espera de abordar un tren que los lleve al nodo logístico de destino.

Esto sucede como parte de las afectaciones del suceso ocurrido el fin de semana pasado en Córdoba, Veracruz, cuando se soltaron 39 tolvas y cuatro locomotoras de un tren que transportaba cerca de 10 mil toneladas de granos.

Felipe de Javier Peña Dueñas, Presidente de la Comisión de Transportes de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), enmarcó que pese a que aún no hay un monto aproximado en el incremento de los costos logísticos que esto significará, serán los dueños de la carga quienes los absorban.

“Evidentemente mover por ferrocarril tiene un costo diferente al hacerlo por autotransporte, este costo lo tiene que asumir la cadena de suministro del cliente”, añadió Mario Veraldo, Director General de Maersk Line para México y América Central, en entrevista para T21.

“El tema de los paros en ferrocarril es algo que nos persigue desde hace mucho tiempo y que en los dos últimos años se ha tornado muy complicado. Después de 2016 se tomaron medidas de rutinas paralelas para atender los paros del ferrocarril, las cadenas de suministro no pueden detenerse porque el ferrocarril no funciona”, añadió Veraldo.

En este sentido, destacó además la necesidad de utilizar la tecnología pues la naviera cuenta con un sistema que permite predecir con un alto grado de precisión cuántos camiones se van a necesitar en el futuro. Así se identifica la disponibilidad de ferrocarril y camión, por lo que, si el ferrocarril se detiene, solicitan más unidades de autotransporte a sus proveedores, para no detener la cadena de suministro.

Además de utilizar el autotransporte como opción para mover la carga, algunos otros usuarios logaron desviar sus embarques a los puertos de Altamira y Coatzacoalcos e incluso otra minoría optó por movilizar la carga a través de Kansas City Southern de México para salir del puerto.

No obstante, destaca que el 10% de la carga del puerto de Veracruz se maneja a través del ferrocarril, por lo que, pese a las 300 mil toneladas detenidas, el puerto continúa operando.

“El puerto sigue exactamente igual que siempre, vamos a tener seguramente alguna pequeña afectación, pero eso se arregla, no es que eso esté pasando exactamente ahorita, ya me hablaron para decirme que todo estaba bien en Veracruz, no hay algo que nos esté preocupando. El puerto tiene tanta operación que permanentemente tenemos problemas de saturación, por eso estamos haciendo el nuevo puerto, pero en este caso yo espero que por la noche ya esté totalmente solucionado todo”, indicó Guillermo Ruiz de Teresa, Coordinador General de Puertos y Marina Mercante, entrevistado por T21 en Lima, Perú, en el evento de la Comisión Interamericana de Puertos (CIP).

LA MAQUINA VUELVE A LA MARCHA

El incidente del fin de semana dejó inoperable la ruta que conecta a la Ciudad de México con el Puerto de Veracruz, en la cual circulan de manera diaria 26 trenes en ambos sentidos, por lo que hasta el día de hoy se han visto afectados cerca de 130 trenes que transportan mercancías de industrias como granos, automotriz, consumo, electrodomésticos y de la construcción.

Sin embargo, la División Transportes de Grupo México (GMXT) ya realizó las obras de rehabilitación necesarias para retomar las corridas de los trenes, por lo que dicha labor será verificada este día por la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF).

 “Hoy se verificarán las labores de rehabilitación para confirmar que todo esté bien. Así podría reanudarse el servicio en ambos sentidos hoy mismo”, explicó Benjamín Alemán Castilla, titular de la ARTF, en entrevista para T21.

Pese a esa noticia, Maersk informó a sus clientes que los patrones de documentación tanto para importación y exportación por Veracruz, continúan bloqueados hasta nuevo aviso, lo que ocasiona que no puedan realizar nuevas solicitudes de equipo.

ROBOS EN LA REGIÓN

En cuanto a la versión de los hechos, destaca que aún se realiza la investigación por parte de la Comisión Investigadora, integrada por cinco funcionarios de la ARTF y tres analistas independientes, para conocer si realmente fue un sabotaje por intento de robo lo que ocasionó el suceso o incluso si se generó por malas condiciones en la vía.

Sin embargo, actores del sector destacan que fue intento de robo, recordando que estos hechos han ido en aumento, siendo la ruta Puebla-Veracruz la más afectada desde el último trimestre de 2017, periodo en el que Puebla reportó 92 casos y Veracruz 105, de acuerdo con cifras de la ARTF.

En tanto, en lo que va del año se han reportado 852 casos de robo al ferrocarril, de acuerdo con cifras de la ARTF, de los cuales 25% se han registrado en Puebla y Veracruz, siendo las industrias más afectadas la alimenticia por robo a granos como maíz y trigo; abarrotes; autopartes; e industria de la construcción, sobre todo con robo a cementos.

Además, resalta que entre abril y mayo suman seis siniestros reportados, sin contar el del 19 de mayo, en los que se saboteó la infraestructura ferroviaria por robos.

Dichos eventos, de acuerdo con un conteo realizado por T21, fueron los reportados el 28 de abril en Mezquite, Veracruz; 30 de abril, en Vaquería, Veracruz; 7 de mayo, descarrilaron un tren en Mezquite, Veracruz; 9 de mayo, ataque a una vía ferroviaria en Vaquería, Veracruz; 12 de mayo, otro descarrilamiento en Mezquite, Veracruz; y el 15 de mayo, sabotaje en Vaquería, Veracruz.

“Para que el ferrocarril sea viable, debe reducirse la cantidad de paros que está enfrentando”, expresó el Director General de Maersk Line para México y América Central.

En este tenor, ayer por la tarde, el gobierno del estado de Veracruz anunció el reforzamiento de la vigilancia de las fuerzas de seguridad del Estado mexicano, por lo que se incrementará la presencia del Ejército y la Marina, Procuraduría General de la República, Policía Federal, y las fuerzas estatales. Esta acción ya se había realizado en el último trimestre del año debido al incremento en los robos en la región.

Aunado a lo anterior, Peña Dueñas, recordó la importancia de tipificar como delito grave el robo al ferrocarril, para así lograr que las personas que saboteen la infraestructura ferroviaria y que ponen en riesgo no sólo a la tripulación del ferrocarril sino a las zonas urbanas aledañas, vayan a la cárcel.

Veracruz- 2018-05-2414:20:36- Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

INFORMACIÓN TOMADA DE:

http://t21.com.mx/ferroviario/2018/05/24/conflictos-logisticos-puerto-veracruz-tras-incidente-ferroviario