Por si acaso…

Por Carlos Jesús Rodríguez

*Empresarios le dan portazo
*Mala imagen para la mujer

CUANDO A finales de Febrero del año en curso trascendió que Nueva Alianza no iría en coalición con el PRI-Partido Verde en pos de la gubernatura, muchos pensaron que, tal vez, ese instituto postularía a un dirigente magisterial apoyado por Elba Esther Gordillo, probablemente, del SNTE, pero la sorpresa fue mayúscula cuando, días después, se supo que la candidatura recaía en Miriam Judith González Sheridan, tránsfuga de las filas del Movimiento de Regeneración Nacional, instituto que le obsequió –con el arrastre al AMLO- la diputación local que siguió detentando hasta que pidió licencia en Marzo para lanzarse a una aventura por demás atolondrada aunque, no del todo irreflexiva, sobre todo si se considera que Judy Sheridan –como gusta que le llamen como si se avergonzara del apellido de su padre e, incluso, así aparecerá en la boleta si antes no declina por Miguel Ángel Yunes Márquez-, podría ser recompensada con algún cargo en caso de que el panista se imponga en los comicios de Julio. Y es que la minatitleca –al igual que la choapense, Eva Felícitas Cadena Sandoval-, se ha convertido en comparsa dentro de un proceso en el que deberían poner en alto el orgullo de ser mujer, y no prestarse a juegos en donde solo demeritan al género femenino, la primera por presentarse a dos debates en donde solo se dedicó a atacar a los abanderados, sobre todo al de MoReNa, Cuitláhuac García Jiménez obedeciendo, acaso a consignas, alejada de propuestas viables que le merecieran reconocimiento y le permitieran avanzar en el ánimo social y, la segunda, ocultando el nombre de la mujer que le entrega –en un video- la paca de dinero, dizque, para Andrés Manuel López Obrador y ahora se dice utilizada.

TAL VEZ por ello, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Xalapa decidió no invitar a Sheridan al Foro Democrático realizado por empresarios con candidatos a la gubernatura, ya que se trata de una organización seria, alejada de grillas palaciegas que no conducen a nada, y a decir verdad, la participación de los abanderados transcurrió en un clima de respeto, como debe corresponder a esos eventos; se trata de que los aspirantes a la titularidad del Poder Ejecutivo externen propuestas inteligentes, apegadas a la realidad, sin ofensas o infundios, como suele acostumbrar de manera personal o por encargo la señora que, ningún favor le hace a la mujer con posturas camorreras en las que no aporta respaldo jurídico a sus acusaciones, como cuando acusó que Cuitláhuac –y conste que no lo defendemos ni es nuestro trabajo hacerlo-, posee bienes por 60 millones de pesos, algo que ya le aclararon para que tenga un poco de dignidad y deje de someterse a voluntades de terceros.

LO PEOR es que la señora se queja de que “por un error involuntario” no fue invitada al Foro Democrático Empresarial cuando, en realidad, es que no hubo tal error. Los hombres del dinero, a diferencia de políticos, son serios en su trato y directos cuando opinan, y en ese tenor, ya el dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Xalapa, Gerardo Libreros Cobos considera que hay candidatos que debieran renunciar a su aspiración por no tener oportunidad de ganar, y eso que la señora siempre ha defendido su condición empresarial, algo que esta vez el gremio no quiso reconocerle, acaso para evitarse el afamado: “si ya saben cómo soy, para qué me invitan”.

Y ES que nadie puede olvidar que en Diciembre, días antes de su renuncia al Movimiento de Regeneración Nacional, la diputada con licencia de Minatitlán apareció sonriente al lado del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares trepada en una avioneta de seis plazas propiedad del gobierno del Estado. La fotografía fue tomada por la propia González (disculpe por poner el apellido de su papá) Sheridan, y subida por un familiar a redes sociales dejando entrever que podría adherirse a la bancada del PAN, aunque le consiguieron otra chamba: con el apoyo de Vicente Benítez González (¿será primo de Sheridan y por eso esta última evita el apellido González?) que busca salvarse a cualquier precio cuando fenezca su fuero, la postularon como candidata del Panal a la Gubernatura, no porque tenga posibilidades, que de sobra lo sabe, sino para golpear a todo aquel que le haga contrapeso al abanderado del PAN-PRD-MC, Miguel Ángel Yunes Márquez. La señora ha sido tersa con el ex alcalde de Boca del Río, y nunca ha cuestionado la fortuna de los Yunes-Linares-Márquez como lo hizo con Cuitláhuac, bienes que comparados con los primeros, son una bazofia. Vamos, estaba tan enfocada su adhesión al PAN, que aún se recuerda cuando, desde las oficinas de prensa del Congreso local, dirigida por el panista Sergio Melo, se transmitió en vivo la renuncia de Miriam Judith a Morena, conocida entonces como #LadyBolsas, por acudir a las sesiones ordinarias con accesorios del diseñador Louis Vuitton, carteritas y bolsas que humildemente cuestan entre 25 mil y 40 mil pesos.

AQUELLA VEZ, la señora González Sheridan argumentó que renunciaba a Morena porque ese partido sólo impulsaba la agenda de trabajo del líder nacional, Andrés Manuel López Obrador (y qué esperaba ¿Que impulsara la de Ricardo Anaya o José Antonio Meade?). Pues bien, doña Judy no se afilió al PAN, pero como si lo hubiera hecho, se registró ante el Organismo Público Local Electoral (OPLE) como candidata a la gubernatura por Veracruz abanderada por el Partido Nueva Alianza, un instituto que en Veracruz se mantiene gracias al apoyo financiero que le dispensa Vicente Benítez, el llamado señor del maletín que en tiempos de Javier Duarte ocupó la tesorería y subsecretaría de finanzas, siendo despedido cuando sus asistentes fueron detenidos en 2012 en Toluca con una maleta conteniendo 25 millones de pesos. Un muchacho humilde que no tenía sino para irla pasando, y de buenas a primeras resultó con ranchos en el sur del Estado y millonarias propiedades en Costa Rica, inmuebles a los que se dio “sospechoso” carpetazo.

EN FIN, con el respeto que nos merecen las mujeres, la señora Miriam Judith González Sheridan debería renunciar a la candidatura que ostenta, pues además de no tener ninguna posibilidad de ganar, sectores serios como el empresarial comienzan a hacerle el feo, a sabiendas de que no aportará nada bueno en materia de propuestas, y si, en cambio, descalificaciones en un proceso que no necesita de más violencia, sino de alternativas de crecimiento económico que conlleven a más y mejores empleos, apoyo al campo, a los jóvenes y mujeres pero, sobre todo, una buena dosis de seguridad ya que al paso que vamos, todo el presupuesto del Estado se ira en recompensas ante la fallida política de seguridad pública. Así de simple…OPINA carjesus30@nullhotmaill.com