Veracruz- 2018-05-0309:17:16- Heladio Castro

Cada vez más mujeres, la mayoría por ser jefas de familia, incursionan en el oficio de taxista y se han quedado en esa actividad pese a los peligros que representa, afirmó Marina Pecero Patiño, presidenta de la Agrupación Fidelidad al Volante integrada por automóviles rosados.

En breve entrevista explicó que todas ellas son mujeres de retos y han asumido el de conducir un taxi para sacar adelante a sus familias.

“En esta agrupación somos 30 mujeres. El movimiento arrancó desde el año 2006 y hay de todo: algunas son concesionarias y otras son trabajadoras, pero todas les echan las mismas ganas para ganarse el sustento diario.

“El resultado es satisfactorio pues yo creo que las mujeres somos muy organizadas. No podemos quejarnos, ha habido temporadas malas como cuando había muchos carritos clonados, pero aquí seguimos y no nos rajamos”, afirmó.

Explicó que algunas contribuyen de esa manera con los gastos de la casa y así ayudan a su pareja, pero otras son el pilar de la familia porque desempeñan el rol de padre y madre, tienen que sostener y sacar adelante a sus hijos.

En su trabajo diario al volante encuentran de todo tipo de personas: respetuosas, educadas, otras no tanto. Salen a entregarlo todo porque deben reunir el dinero de la cuenta, llenar el tanque de gasolina y verificar el estado de la unidad por si requiere mantenimiento o alguna refacción.

 

Inseguridad

La lideresa de las conductoras de taxis rosas destacó que como cualquier ciudadano y como cualquier trabajador que sale a las calles, ellas también se encuentran expuestas a la inseguridad y a quienes se dedican a delinquir, pero procuran conducirse con cuidado y evitar problemas, porque en casa las espera su familia.

“Gracias a Dios yo creo que el tono del carro, el color del carro ha sido motivo para que no nos agredan ni se nos haya acercado la delincuencia; tal vez por el miedo a que el color rosado del vehículo, han de decir que sería un poco difícil cometer un ilícito arriba de un taxi de ese color, creo yo; y todas tenemos GPS”, indicó Pecero Patiño.

Las integrantes de la Agrupación Fidelidad al Volante participaron en el desfile obrero del 1 de mayo en la ciudad de Veracruz y apenas terminó ese acto volvieron a su trabajo diario, porque los gastos no terminan en la casa.

Como jefas de familia tienen que sufragar las cuentas de energía eléctrica, agua potable, gas, teléfono, alimentación, uniformes, zapatos, útiles escolares y ocasionalmente medicinas, pero asumen el reto con actitud de compromiso por sus familias.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO