El presidente de Estados Unidos de América, Donald Trump, dijo este jueves que se opone a cualquier ley migratoria que no incluya un muro en la frontera con México y “una seguridad fronteriza muy fuerte”.

Republicanos moderados en la Cámara de Representantes impulsa, actualmente, un acuerdo que podría conducir a la ciudadanía a jóvenes inmigrantes conocidos como “dreamers”, que llegaron hace años a Estados Unidos sin permiso legal. Sin embargo,  Trump dijo la mañana de este jueves en el programa “Fox & Friends” que a menos que el proyecto de ley “incluya un muro, y me refiero a un muro, un muro real, y a menos que incluya una seguridad fronteriza muy fuerte, no obtendrá mi aprobación”.

Según el diario El Economista, sobre el tema de las demandas en tribunales contra sus restricciones migratorias, el presidente declaró que otros países tienen “personal de seguridad que se para y dice puedes entrar” en lugar de que los jueces decidan sobre los casos de migración.

“¿Quién oyó hablar de un sistema donde llevas a las personas a juicio?… Vamos a cambiar el sistema”, agregó.