Por muchos años las fuerzas políticas de oposición han pugnado por la creación de una fiscalía autónoma ajena a las consignas tiradas desde el Poder Ejecutivo, es sano, dice el argumento, que la justicia se aplique al margen de injerencias ajenas. Quien en algún momento de su trayectoria de jurista destacado propuso esa condición de fiscalía autónoma fue Bernardo Batiz, ex Procurador de Justicia del Distrito Federal en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador; sin embargo, por razones muy explicables rectifica su opinión y sugiere la inconveniencia de que haya “dos cabezas” porque sería “un gobierno de dos cabezas”. Tal cual será si el beneficiado por el voto ciudadano resulta López Obrador, no más fiscalía autónoma”.