Viernes contemporáneo

Por Armando Ortiz

Sin lugar a dudas José Antonio Meade respondió bien a varias de las preguntas que se plantearon, se le empezaba a ver presidenciable mientras sus dos adversarios, Anaya y AMLO se disputaban improperios: Mentiroso, farsante, canalla. Todo bien hasta que José Antonio Meade empezó a dar golpes bajos, sin necesidad de que lo hiciera. Primero vinculando a López Obrador al narco y después al leer una prueba falsa en contra de Nestora Salgado, próxima senadora de Morena vía plurinominal. Prueba falsa porque tres jueces desestimaron el documento que Meade leyó, documento apócrifo en el que la que supuestamente exjefa de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero pedía un rescate por una persona detenida. Decía Carlos Alazraki, flamante publicista de José Antonio Meade: “Van a conocer al verdadero Pepe Meade”. Pero no, no era ese el Pepe Meade que los votantes querían ver. Los votantes querían ver a un Pepe Meade más aguerrido sí, pero más comprometido con la verdad. Meade se contagió de las mentiras de Anaya, y como vio que a éste le resultaban, pues él quiso usar la misma estrategia. Ahora sólo falta que Nestora Salgado lo denuncie por difamación y daño moral.
Yunes Márquez está seguro de que lo que hizo en Boca lo podrá hacer en todo Veracruz
Si se trata de Desarrollo Económico, Miguel Ángel Yunes Márquez sabe de eso. Y es que la evolución que ha tenido la ciudad de Boca del Río, que fuera en otras épocas un simple apéndice del puerto de Veracruz, es más que evidente. Uno puede darse cuenta en los bulevares, en las plazas comerciales, en los centros turísticos, las playas y hasta en el Foro Boca, una obra que mereció un premio internacional por estar a la vanguardia en su arquitectura. La duda que cabe es si eso que se logró en Boca del Río puede llevarse a una mayor escala. Para dar respuesta a ese cuestionamiento, el candidato de la coalición “Por Veracruz al Frente” presentó su estrategia “Desarrollo Porvenir” desde donde piensa impulsar la vocación económica de cada región del país. Esa estrategia se enfoca en cuatro ejes: Sector agropecuario y pesca; creación de Zonas Económicas Especiales; Sector turístico y comercial, y Emprendedores y autoempleo. Miguel Ángel Yunes Márquez está muy seguro de que lo que hizo en Boca lo podrá hacer en todo Veracruz. Por eso afirma que “los próximos seis años serán los del gran despegue de Veracruz”.
El accidente en Luis Miguel. La serie; lo que en realidad pasó. No hubo heroísmo por parte del “Sol”
El Capítulo 5 de la serie sobre Luis Miguel que trasmite Netflix relata la etapa de excesos de Luis Miguel y un accidente que supuestamente tuvo en Acapulco con una fan que se cuela a una fiesta. En esa escena la joven es invitada al Baby’O por el propio Luis Miguel. Según la serie el personaje que aparentemente es Roberto Palazuelos lo reta a una carrera. Luis Miguel va con la fan y con el Burro Van Rankin. En esa carrera sobre el muelle Luis Miguel lanza su auto al mar, de donde sale ileso él y el Burro. Para verse como un héroe Luis Miguel rescata a la joven de nombre Fabiola. En la realidad las cosas no fueron así. Hace unos años, entrevistado por el Esteban Arce en su programa D´comentArce TDN, Van Rankin relató dos accidentes que tuvo con Luis Miguel. Uno en casa de Miguel Alemán Magnani, coproductor de la serie. Dice el Burro Van Rankin que en la casa de Migue Alemán había una bajada de piedras. Luis Miguel perdió el control del Atlantic que manejaba y este se fue hasta el mar con todo y los pasajeros que llevaba. Relata el Burro que todos salieron ilesos. En esa misma entrevista Jorge Van Rankin señala que un día Luis Miguel chocó su Cutlass por la parte de atrás con su Mercedes. En el Mercedes viajaba con Thalía, quien se rompió la nariz; dicen que esa fue la primera cirugía de la cantante. Al parecer los guionistas de la serie quisieron imprimir no sólo más dramatismo, sino además un heroísmo falso por parte de Luis Miguel.

 aortiz52@nullhotmail.com