“Xalapa no florece es hora de sembrar otra flor”, es una leyenda que apareció en mantas espectaculares por varios rumbos de esta ciudad haciendo alusión al ayuntamiento que preside Hipólito Rodríguez, al menos así se infiere porque el alcalde se sintió aludido y lo calificó de “guerra sucia”: “A mí me da pena por ellos, no tienen argumento político mostrando qué es lo que quieren hacer como proyecto. Nosotros venimos combatiendo la corrupción desde que entramos. A mí me parece que es tema de los partidos políticos, nosotros estamos gobernando para todos los xalapeños… Si van a seguir por ese camino yo creo que entran a un despeñadero”. Finalmente el problema radica en que la ciudadanía queda en medio de esa pugna y está a la espera del cambio ofrecido recordando, una vez más, que no siempre conviene generar tantas expectativas.