Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

Según informes recientes, que aunque son cifras oficiales de la SSA, no son todo lo exactas que se quisieran.  Por diversos tipos de cáncer, 80 000 personas mueren en el territorio mexicano cada año, es decir, unos 219 diariamente…

 

Y si a eso le sumamos que 144 mueren cada 24 horas por afecciones provocadas por el tabaco, que al año vienen siendo 52 560, la cifra se eleva a 132 560 al año, lo que es, o debiera ser, verdaderamente alarmante…

 

Pero hay más; pues 100 000 también mueren cada año por diabetes y sus complicaciones, es decir, poco más de 274 al día.  Y otras 80 000 más por infarto agudo al miocardio, o sea, 220 al día…

 

La suma es fácil: 220 por cáncer; más 144 por el tabaco; más 274 por diabetes; más 220 por infarto, nos da la pavorosa cantidad de 857 personas que fallecen diariamente por diferentes padecimientos, que al año representan 312 805 defunciones…

 

Cifra muy inferior a los 25 339 que se registraron en el 2017 a cuenta del narcotráfico; y todavía mucho menor a los que mueren por causa de las propias drogas que, según datos de la ONU, se contabilizan 191 000 por año, pero en todo el mundo; incluyendo las sobre dosis, las enfermedades, los accidentes y los suicidios.  En total, poco más de 52 diarios…

 

Según la encuesta nacional de adicciones del 2011, en México murieron 990 personas por consumir drogas ilegales, mientras que por combatirlas se perdieron 15 768 vidas.  Y eso sin tomar en cuenta las personas que fueron detenidas y están en las cárceles…

 

Pero durante las campañas ninguno de los candidatos hizo mención de una Reforma Sanitaria; y no solo por el enorme costo social y económico que representan los tratamientos médicos para una sociedad evidentemente enferma…

 

Y que va de mal en peor; porque las cifras del 2011 no han disminuido, sino que por el contario, han aumentado en todos sentidos.  Y si recordamos que los enfermos piensan como enfermos, por la simple y sencilla razón de que no pueden pensar como sanos…

 

Nadie debe extrañarse que el Pueblo evada su triste realidad con un silbatazo de fútbol, capaz de vaciar las escuelas y paralizar los centros de trabajo.  Un Pueblo al que nada le importó las multas y la deplorable imagen que se da ante el mundo cuando no se respetan las Leyes del país anfitrión…

 

Pero las cosas cambian cuando amenazan con quitarle puntos al equipo.  Entonces sí los fanáticos se comportan “decentemente”; y lo mismo les echan maldiciones a los coreanos, que al día siguiente les dan trato de hermanos…

 

Haciendo recordar a Denis Diderot (1713 – 1784) cuando dijo que “Del fanatismo a la barbarie no hay más que un paso”.

 

Y todo esto se trae a colación, porque el día de mañana este mismo Pueblo va a ir a las urnas, según ellos para elegir a sus gobernantes; dentro de un sistema de gobierno que pretende ser una democracia; pero que no lo es…

 

Los resultados se tendrán a más tardar el mismo lunes 2 de Julio; pero como la selección mexicana de fútbol, los que portan la camiseta verde, van a jugar contra Brasil, será hasta el martes cuando se tendrán noticia de la reacción de los victoriosos y los derrotados; si pierden…

 

Pero si le ganan a Brasil, entonces todo quedará en suspenso y semi paralizado, hasta que los seleccionados sean descalificados y se regrese a la palestra para fijar posiciones y derroteros…

 

Pero si se hiciera la chica y llegaran a ganar el campeonato mundial; entonces ya va a valer madres lo que pase en la política.  Pero por lo pronto: suspenso.  Aunque no se puede negar que algo no está bien, pues no se atienden las prioridades.

 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.