Por Gilberto Velázquez Raña. 

Un sujeto identificado por los vecinos como roba-vacas fue ejecutado este martes de dos balazos en un camino de terracería que une las comunidades El Chote y El Palmar, en el municipio de El Higo, al norte del Estado.

Se trata de Fabián Mascorro Cruz, de 46 años de edad, alias “El Nan”, con domicilio en El Chote, cuya esposa, María V. E., de 42 años de edad, informó que su cónyuge salió de su domicilio aproximadamente a las 19 horas para supuestamente dirigirse a la cabecera municipal.

Es el caso que fue encontrado sin vida y con dos impactos de bala en el cuerpo, junto a unos cañaverales. Horas más tarde dio fe de los hechos la autoridad competente y ordenó el traslado del cadáver al Panteón Municipal, donde se le practicaría la necropsia correspondiente.

“El Nan” fue conocido en la región como operador de un grupo delictivo que tiene asolados a los productores de semovientes; presuntamente era el responsable de movilizar las cabezas sustraídas de los potreros.

El abigeato es uno de los problemas más graves que flagela los ranchos ganaderos del norte del Estado, lo mismo que del sur. En Agua Dulce y Las Choapas, los rancheros se organizaron para vigilar armados las entradas y salidas de los pueblos. Cuando detectan movimientos de los abigeos, lanzan balazos para ahuyentarlos y otros ganaderos acuden a ayudar.

En la Huasteca, el presidente de la Unión Ganadera Regional del Norte de Veracruz, Armando Cuervo Cordero, asegura que sus agremiados han perdido millones de pesos por la elevada incidencia de este delito.

El presidente de la Asociación Ganadera Ejidal de Tuxpan, Justino Mercado Hernández, demandó a las autoridades la posibilidad de andar armados para defender ellos mismos su ganado, debido a las pérdidas incalculables que tienen las familias porque los robos son diarios.

En la región de El Higo, ganaderos aseguran que los cuatreros realizan su ilícita actividad a plenas horas del día, sin que la policía ni el Ejército pongan freno a tales hechos.

Sin embargo, en las últimas semanas, los abigeos han sido perseguidos por indignados moradores que no están dispuestos a seguir padeciendo sus tropelías.

Foto tomada de Facebook.