Viernes contemporáneo

Por Armando Ortiz        

Aparece Astrid Mansur, exdirectora del DIF, se ampara; pero una celda la espera en Pacho Viejo                                                         

En octubre de 2016 Astrid Elías Mansur entregó su renuncia al interino Flavino Ríos Alvarado; pero Flavino no le aceptó su renuncia. A Astrid no le quedó de otra que salir huyendo. Los últimos mensajes en su cuenta de Twitter están fechados el 21 de octubre de 2016, desde esas fechas no se sabe nada de ella; hasta ahora. Antes de ser presidenta del DIF estatal, Astrid había firmado contratos a empresas fantasmas como administradora de Toño Nemi, más tarde como directora del DIF se prestó a los turbios manejos de Karime Macías de Duarte. Este jueves 31 de mayo por fin se sabe de Astrid Elías Mansur, parienta de uno de los prestanombres favoritos de Duarte Moisés Mansur. Si bien no se sabe de una orden de aprehensión en su contra, ella acudió ante la justicia federal para tramitar un amparo en contra de diversos jueces de control y procedimiento penal. A diferencia de su exjefa Karime, un juez federal si le otorgó el amparo. Por supuesto, esto no quiere decir que ya la libró. En caso de que un juez decida que los delitos que se le imputan requieren de prisión preventiva, Astrid tendrá que ocupar una celda en Pacho Viejo, en lo que demuestra su inocencia.

Y quien sale a callarles el pico a los empresarios temerosos es la Presidencia; ¿será que la Presidencia está poniendo sus barbas a remojar?

¿A poco ya estarán en negociaciones para una transición civilizada? Nos referimos al equipo de Andrés Manuel López Obrador y a la Presidencia de la República. Y es que ante los varios llamados de los empresarios que buscan evitar que sus empleados voten por Andrés Manuel López Obrador, quien salió a callarlos fue el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez. En conferencia de prensa Eduardo Sánchez señaló: “La ley electoral es muy clara y tenemos que ser todos muy respetuosos. El voto es libre y secreto. Nadie, bajo ninguna circunstancia, puede coaccionarlo (el voto) ni mucho menos inducir o no inducir absolutamente nada que afecte la libertad de un votante cuando va a ejercer este derecho soberano”. De acuerdo con la ley electoral la inducción o coacción al voto es un delito electoral. Habría que ver si en la manoseada ley electoral la inducción y coacción del voto tienen alguna sanción. De momento la Presidencia no es ajena a las tres últimas encuestas, Reforma, Parametría y Bloomberg que ponen a López Obrador por arriba del 50% de las preferencias; ¿será que la Presidencia está poniendo sus barbas a remojar?

“No es indio el que no se venga”. México y Canadá anuncian aranceles sobre productos de EEUU

Dice el dicho que “no es indio el que no se venga”, y a manera de desquite el gobierno mexicano ya anunció aranceles para ciertos productos que vengan de los Estados Unidos, aranceles a aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros. De acuerdo con la Secretaría de Economía que preside Idelfonso Guajardo, “Esta medida estará vigente hasta en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos”. El gobierno de Donald Trump anunció que a partir del primero de junio México, Canadá y la Unión Europea tendrán que pagar aranceles del 25% al acero y 10% al aluminio. Pero la cosa no queda ahí, el gobierno de Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, “impondrá aranceles compensatorios sobre 16 mil 600 millones de dólares canadienses (12 mil 800 millones de dólares) sobre exportaciones de Estados Unidos y desafiará los gravámenes sobre el acero y el aluminio dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la Organización Mundial de Comercio”. Donald Trump no logró un Tratado de Libre Comercio, lo que consiguió fue una guerra comercial. Y como en todas las guerras, los que sufrirán serán los civiles.

aortiz52@nullhotmail.com