Veracruz- 2018-06-1313:34:35- Miles de personas en la ciudad de Veracruz viven en asentamientos de riesgo particularmente vulnerables en temporada de lluvias, y la solución no es de corto plazo porque el problema se arrastra desde hace varios años, alertó Gerardo Zamora Garrido, director del Instituto Municipal de Vivienda.

Resaltó que muchas colonias irregulares se formaron sin planeación previa ni servicios públicos, y para regularizarlas se requieren procesos largos, pero en algunos casos es un imperativo reubicar a sus habitantes porque son zonas bajas e inundables o en otros, susceptibles de deslaves.

“Los Predios 1, 2, 3 y 4, la zona baja de Río Medio, las inmediaciones de la Reserva 4, áreas de Vergara Tarimoya, son sólo algunos ejemplos de asentamientos de riesgo que no deberían estar habitados pero ahí están.

“En el año 2005 cuando pasó el huracán Stan hicimos un censo el ayuntamiento, el gobierno del estado y la federación. En ese entonces era un promedio de 3 mil 700 familias que estaban en zonas de riesgo e inundables. Ahora hay muchos más asentamientos”, señaló Zamora Garrido.

Aclaró que el periodo de la actual administración municipal no alcanzaría para regularizar los pendientes acumulados en los últimos años porque se requiere un censo a conciencia y eso toma mucho tiempo. Además, después de terminarlo se requerirían recursos públicos para hacer los estudios y en su caso reubicar familias.

De hecho, ya se realiza un censo pero seguramente tomará toda esta administración porque cada asentamiento es complejo y se requiere saber en qué circunstancias se estableció ahí cada familia.

“En este momento las zonas más graves son asentamientos ubicados en la parte baja de la laguna Olmeca o Real pero sobre todo, la parte baja de Río Medio, donde en cualquier instante podría registrarse un deslave de tierra y sepultar a familias”, advirtió el director del INMUVI.

Informó que el gobierno estatal tiene 2 grandes reservas en la ciudad de Veracruz: la Reserva 4 y Matacocuite, pero resaltó que no existe el recurso para adquirir tierras y se requeriría el subsidio o la donación.

Zamora Garrido aclaró que los habitantes de esas colonias fueron víctimas de timadores, pero las autoridades atienden la situación desde el punto de vista social, no porque hayan tenido que ver en esos casos.

Los colonos deben estar conscientes del peligro en que viven, por ejemplo, los de la colonia Rosa Borunda, pues están asentados sobre ductos de hidrocarburos y necesariamente deben mudarse a un sitio seguro.

HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO