Aunque públicamente sostiene que su administración no ha generado deuda, durante 2017 y 2018 el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares incrementó los pasivos a corto plazo a 11 mil millones de pesos.

Recientemente, empresarios de la región Xalapa detallaron que la deuda a corto plazo heredada con proveedores y contratistas al generarse en administraciones anteriores se estimó por el actual gobierno en más de 5 mil millones de pesos.

Sin embargo en los 2 años al frente del Ejecutivo por parte de Yunes Linares ahora alcanza los 11 mil millones de pesos, según explicó Sergio Rodríguez Cortés, presidente de la Comisión Especial para la Verdad sobre la Deuda Pública 1998-2016.

El primer monto que se generó de deuda se supone que fue para aguinaldos en diciembre de 2016, debiendo a corto plazo esa cantidad y recientemente un crédito por cerca de 4 mil millones de pesos, créditos que se deberían de pagar en este año.

 “Si no se liquidan habría un incumplimiento y por parte de la banca esta podría actuar en base a las cláusulas que hayan firmado, poniendo en riesgo el patrimonio o las cuentas en que se manejan los recursos del Estado se pueden incautar”, advirtió.

 “Hay un incremento de la deuda de cerca de 11 mil millones de pesos, es decir, hay deuda a corto plazo, que adquirió el gobernador y que en diferentes créditos que se han estado informando a través de la cuenta pública ascienden a esta cantidad”.

Recordó que a esto se suma el monto de la reestructuración de la deuda a largo plazo, que fue por 38 mil millones de pesos, desconociéndose a la fecha el importe total que significará ampliar los plazos de pago de 15 hasta 30 años.

De acuerdo con Ejecutivo a partir de la reestructura en vez de pagar 6 mil 600 millones de pesos anuales para cubrir la deuda a largo plazo, se pagarán unos 4 mil 600 millones de pesos anuales, “liberando” 2 mil millones de pesos comprometidos.

En cuanto a la falta de pagos a proveedores y contratistas el legislador local independiente de extracción perredista opinó que nunca ha habido voluntad del Ejecutivo de pagar.

 “Los Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (ADEFAS) no se registraron en 2017 y en 2018 tampoco se manejó este concepto. No está presupuestado un recurso para pagar deuda ni a municipios ni a proveedores, ni a nadie a quien se le deba por parte del Estado”.

Añadió que los empresarios están siendo engañados por el gobierno, pues a la comisión que preside no se le ha permitido tratar el tema con el secretario de Finanzas, Guillermo Moreno Chazzarini.

Recordó que el Ejecutivo tampoco cumplió con el informe pormenorizado que estableció el acuerdo que se votó para la reestructuración de la deuda, documento que sigue sin entregarse al Congreso, de ahí que Yunes Linares maneja la información y el gasto de los recursos de forma “unilateral”.

Por lo anterior anunció que en su momento presentará un informe de todos los contratos de deuda que se autorizaron en el Congreso y que datan en el archivo del Congreso de los últimos gobiernos del PRI, así como las omisiones en que ha incurrido la actual administración.

Xalapa- 2018-06-2014:25:59- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO