Xalapa- 2018-06-1814:50:16- El exfiscal general Luis Ángel “N” tiene más pendientes ante la justicia por fingir ayudar a los veracruzanos que están en búsqueda de desaparecidos durante el periodo que estuvo en el cargo.

Así lo afirmó Aracely Salcedo Jiménez, integrante del Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba.

“Simuló trabajar, se sentó con nosotros a las mesas de trabajo y su burla hacia nosotros es lo que más indigna, lo que más duele, era un funcionario que nos representaba y nos tenía que garantizar justicia”, declaró afuera de los juzgados de Pacho Viejo en Coatepec.

En ese sentido, en entrevista aseveró que habrá más funcionarios detenidos por este asunto, incluyendo al exgobernador, Javier Duarte de Ochoa.

“Se ha comprobado que trabajaban juntos sistemáticamente tanto la delincuencia organizada como las autoridades, ellos participaban en las desapariciones forzadas”, mencionó.

Reconoció que hay varias carpetas de investigación que relacionarán a más exfuncionarios de la Fiscalía, principalmente en Córdoba durante el sexenio de Javier Duarte, sin embargo esto se informará en su momento por el Fiscal General, Jorge Winckler Ortiz.

“Faltan muchísimos, con la detención del exgobernador es la madeja que iba a desenmarañar todo esto; creo que cuando hicimos señalamientos desde varios colectivos a varios servidores públicos veíamos que esto era lejano, habíamos dejado de la do la justicia, pero hoy volvemos a exigirla para que cada uno de ellos pague”, agregó.

Finalmente mostró su respaldo al anunció que realizó el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, para entregar los 5 millones de pesos de recompensa que había por Bravo Contreras para la comisión estatal de Búsqueda una vez que se homologue la Ley general en la materia.

Concretamente la Fiscalía señala a Luis Ángel “N” de ordenar a personal bajo su mando a ocultar y alterar el hallazgo de 13 cuerpos, mismos que fueran localizados en el lugar conocido como La Barranca de La Aurora, en el municipio de Emiliano Zapata, Veracruz.

Ese espacio es señalado por testigos como el lugar en que arrojaban a víctimas de desaparición forzada, presuntamente cometida por servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

La detención se desprende luego de que el día 19 de enero de 2016 fueron localizados restos de al menos 19 personas, sin embargo, el fiscal dio la instrucción a sus subalternos de únicamente reportar el hallazgo de 6 cuerpos.

De los 13 cuerpos que ocultaron, uno de ellos fue llevado hasta la localidad de Santa Ana, municipio de Alto Lucero, donde se simuló haberlo encontrado, siendo un policía.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO