La perspectiva política de AMLO le viene de su pasado priista, ni duda cabe; quiere regresar al carro completo muy en boga durante el Sistema de partido hegemónico, su genética lo orienta hacia el poder absoluto, todo o nada, de allí su exhorto al “voto parejo”,  a que el Poder Legislativo siga sometido a los dictados del Ejecutivo con el pretexto de realizar los cambios anunciados. Por otro lado, el candidato al gobierno de Veracruz, Cuitláhuac García, debe sentirse muy bien arropado porque si el ciudadano veracruzano vota en automático el sería el ganador en Veracruz. Ese desenlace alcanzaría mayor probabilidad si no mediara una  competencia de estrechos márgenes entre los candidatos al gobierno estatal. No es prudente desdeñar la capacidad competitiva de Pepe Yunes Zorrilla y de Miguel Ángel Yunes Márquez, porque su oportunidad de triunfar es pareja, muy al margen de apreciaciones de valor virtual, porque en los hechos el antecedente de cada candidato, su operación política y estratégica, influirán en el veredicto final de la ciudadanía veracruzana.