No debe echarse en saco roto lo que se publica en este portal sobre un rancho de 65 mil metro cuadrados “frente al mar de Alvarado” cuyo valor asciende a “varios millones de dólares”, que según el propietario, Alberto Loret de Mola, vendió a Duarte de Ochoa en varios millones de pesos cuando se desempeñaba como secretario de finanzas. Así lo publicó “Sociedad 3.0 publicó el martes 27 octubre de 2015 “y en otro mensaje del 26 de octubre, Alberto se declara dispuesto a comparecer ante una autoridad para testimoniar la adquisición de la propiedad eventualmente con dinero malhabido. Textualmente dice: “De lo de ladrón, me consta. Estoy dispuesto a declarar cómo me “compró” en cash terrenos junto al mar. Yo lo declaré a Hacienda. ¿Él habrá hecho lo mismo?”. Nada se ha sabido de este asunto que en bien de la transparencia debiera aclararse, porque al menos desmiente rotundamente a Duarte de Ochoa por aquello de no tener más propiedades.