No se quedó atrás el cierre de campaña de Pepe Yunes en cuanto a una multitudinaria concentración de simpatizantes, como debía ser en un mitin priista, pero además sirvió para demostrar la capacidad de movilización de un partido político con excelente estructura, su candidato, Pepe Yunes, lo logró con intensos recorridos por la geografía física y humana de Veracruz. Con un discurso sensible despertó a la militancia: “Desde Xalapa, con el corazón en la mano, quiero pedirle al corazón de Veracruz que nos ayuden a recuperar el camino… que generemos condiciones de crecimiento y realización”, y todos respondieron a coro: “¡Pepe gobernador!”.