La compañía de aviación American Airlines adopta su posición respecto de la política de “Tolerancia cero” implementada por el gobierno estadounidense, al que advierte: “Hemos pedido al Gobierno federal que se abstenga inmediatamente de utilizar American con el propósito de transportar a niños que han sido separados de sus familias debido a la actual política de inmigración”… “No tenemos ningún deseo de asociarnos con la separación de familias, o lo que es peor, de sacar provecho de ello. Tenemos toda la expectativa de que el Gobierno cumplirá con nuestra solicitud y les agradecemos por hacerlo”. La digna actitud de esta compañía de aviación se suma al repudio internacional contra la inhumana medida de Trump, quien ante la protesta generalizada ya firmó el decreto “preventivo”, que detiene su absurda medida.