Dialogando

Por Abel Domínguez Camacho

El 2018 es un año que hace diferencia para México y los mexicanos, el proceso electoral que-esperemos-termina el 01 de julio. Para mañana 12 del presente seremos testigos del tercer y último debate entre los aspirantes a la presidencia de nuestro país; nada nuevo se espera en cuanto a propuestas concretas de los temas a tratar, dónde destaca Educación, en virtud de que los candidatos han desperdiciado este espacio…suficiente crónica hay al respecto. En esta misma semana, se inicia el mundial de fútbol Rusia 2018, en donde la selección mexicana participa. En este punto del tiempo y hasta el día de la votación ¿cuál de las dos actividades atraerá la atención y expectativas de los mexicanos?

Durante este fin de semana se observó un cambio en la retórica del candidato Meade y concretamente, de ataque al candidato Anaya, por su parte, éste le respondió tachando de “mosca muerta” a su agresor; la máquina del fango tomó cierta intensidad previo al tercer debate, haciendo tendencia en los medios y, en mi opinión, ello le proporcionó cierta comodidad al candidato puntero que, ni tarde ni perezoso aprovecho la querella de aquellos para invitarlos públicamente a que guarden la compostura, erigiéndose así como el conciliador, pacifista, vendiendo una imagen contraria a la beligerancia que lo ha caracterizado.

Desde mi punto de vista, poca expectación genera el tercer y último debate en la población, como ya se observó en el evento previo en Tijuana; en los dos anteriores se trató de algo así como péguenle al negro, todos contra el puntero, eso era de esperarse, aunque debo confesar que yo deseaba que tuvieran más nivel y compostura, ya en otra entrega comenté que no hubo tal y que, el aspirante puntero se vio hasta grotesco y soez (https://abel-dialogando.blogspot.com/2018/05/aspirantes-el-puntero-y-las-formas-que.html) en su defensa, al parecer es un asunto de estrategia, que además le está funcionando.

Para mañana ya anunció que irá al debate como “Kalimán, con serenidad…” una expresión que llega a la conciencia del colectivo, sobre todo a los del quinto piso en adelante, que leyeron la historieta-nuevamente asunto de estrategia-y en Mérida, Yucatán veremos a un Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en la cómoda y divirtiéndose con los ataques entre los candidatos del segundo y tercer lugar, según las encuestas. Veremos un AMLO más callado, sonriente , responderá con la misma retórica antisistema y el remedio para todo como es el combate a la corrupción. Amor y paz será el lenguaje corporal de AMLO.

Es probable que una buena parte de la población esté más atenta al seguimiento de todo lo que tiene que ver con el mundial de fútbol Rusia 2018; cómo han llegado los seleccionados mexicanos, dónde van a dormir, qué van a comer, dónde entrenarán…más el morbo relacionado con el desafortunado evento festivo en la despedida de su país, que ahora resulta que se trataba del cumpleaños del chicharito. La inauguración del mundial es dos días después del debate de marras, pero me atrevo a asegurar que está generando mayor expectación que éste. Un descanso a la sociedad no cae mal, pensar su voto en la fresca puede ser mejor que el hartazgo y la guerra sucia. El 01 de julio salgamos a votar libremente.  

Otras entregas del autor:

abel-dialogando.blogspot.com