La diferencia de funcionamiento y personalidad institucional entre el INE y el OPLE veracruzano es notable, mientras el órgano nacional de elecciones acredita confianza el local no lo asume; mientras el INE expresa seguridad y capacidad el local refleja localismo empobrecedor; mientras Lorenzo Córdova, presidente del INE, asegura: “Entre las 10 y las 11 y media de la noche estaré saliendo en cadena nacional a dar a conocer los resultados, sean cuales sean…”, en el OPLE se cubren de pretextos: hasta las tres de la mañana se tendrá el 50 por ciento de las casillas procesadas y hasta hasta a las nueve de la mañana del 2 de julio cuando se tendrá el 80 por ciento de actas procesadas, pues el PREP “será lento”, y se cubren “depende de la pericia de los funcionarios de las mesas de casilla para realizar el escrutinio.”. ¿Localismo empobrecedor?