En Veracruz nunca como en estos tiempos se había hablado tanto de esa figura jurídica antaño muy escondida llamada “amparo”, pero las fuertes embestidas contra el erario por parte de los encargados de su manejo atraen como consecuencia la necesidad de acudir a ese recurso por sentimiento de culpa y porque sienten amenazada su libertad; por ese motivo es larga la lista de quienes han buscado el beneficio de un amparo, entre otros: Jesús Antonio Macías y su esposa, padres de la señora Karime Macías, quien también está amparada; Harry Grappa, y de igual manera Ramón Antonio Reyes Ramos, quien fuera su jefe de la Unidad Administrativa en Sectur. El ex Fiscal, Luis Ángel Bravo y goza de una suspensión provisional contra la orden de aprehensión expedida por un juez local. La lista se prolongará aún más cuando la PGR empiece a actuar contra quienes localmente obtuvieron gracia, aunque con culpa suficiente para poner pies en polvorosa.