OPINIÓN

Por: Mario Javier Sánchez de la Torre

A tan solamente 9 días de que se lleve a cabo la importante jornada electoral, que no solamente definirá quien gobierne a nuestro país durante los próximos 6 años, lamentablemente las cosas en este país cada día que pasa en casi todos los aspectos van de mal en peor.

Desde antes que los corruptos e ineptos integrantes de la llamada clase política mexicana aprobaran las tan cacareadas reformas por el más inútil y posiblemente corrupto de los mandatarios que desgraciadamente hemos tenido en México, Quique Peña Nieto, la situación del país no era de lo mejor.

Pero a raíz de la aprobación por las bancadas de casi todos los partidos políticos que forman el Congreso de la Unión, de las “necesarias reformas para el país” de las citadas reformas, la situación de esta saqueada nación y en especial para la mayor parte de la población, no siguió igual, empeoró.

Cómo ejemplos solamente citaremos dos: los precios de los combustibles y la cotización de nuestra moneda con el dólar norteamericano. En cuanto a los combustibles tenemos un aumento de aproximadamente 10 pesos por litro, lo que no solamente impacta la economía familiar directamente, sino los precios de todos los productos que consumimos los pobres, clasemedieros y desde micro empresarios hasta los grandes de esta Nación, dejando fuera a la desprestigiada clase política, porque ellos no pagan la gasolina que consumen, la pagamos nosotros a través de nuestros impuestos, les dan vales en las dependencias en donde supuestamente trabajan, lo que debería de cancelarse.

En cuanto a la paridad de nuestra moneda con relación al dólar norteamericano, la devaluación que ha tenido el peso, lo llevó casi a costar el doble, de lo que valía cuando inicio el actual sexenio. Aunque en este caso debemos reconocer que ha habido factores externos que han influido en esta situación, pero que no han sido definitivos para que se diera el costo actual. Pues el precio actual de los combustibles en México, no obedece al aumento del crudo a nivel internacional, sino principalmente a impuestos que a agregado el Gobierno Federal, que son del orden de los 4 a 7 u 8 pesos, según haya elecciones o no.

A lo que se tiene que agregar, la gran corrupción que se permitió desde la residencia de Los Pinos, durante los 5 años pasados no solamente por parte de los titulares de las principales dependencias federales, sino por parte del Ejecutivo Federalla famosa llamada Casa Blanca de las Lomas de Chapultepec, en la CDMX-y a los gobernadores de las entidades federativas, a algunos de los cuales aún se les está protegiendo por parte de la administración federal.

Obviamente, como lo acaba de expresar Peña Nietoapenas de dio cuanta-esta elección no es solamente para los próximos 6 años, sino para muchos más. Puede considerarse que  será el cambió de rumbo que necesita el país, pero para bien de este o no para ir para atrás. Esa es la gran incógnita de lo que se definirá en la próxima jornada electoral el domingo 1 de julio. Hasta el lunes. Usted que OPINA estimado lector. (Fech. Púb. Vier.22-junio-18)