Línea Caliente
Por Edgar Hernández*

Al más puro estilo yunista, Héctor se le fue de nuevo a la yugular al primo… al primo hermano, al mismo que defendió cuando era adolescente del abuso de sus compañeros del escuela que le hacían bullying.

Cual cartomancia le adivinó el futuro cuando le dijo que gobernador “quisiera que este mes se hiciera infinito, porque sabe que después de las elecciones él va a ser el perseguido”.

Lo señaló como electorero “un mapache sentado en la silla de gobernador”.

Y no solo eso.

Yunes Landa afirmó que una vez que salga del cargo, muchas de las cosas malas que ha hecho su primo van a llegar a los tribunales, “va a sentir en carne propia lo que ha estado haciendo violando la ley, va a estar en la tablita”.

Así, en momentos que la inminente elección al señor Yunes Linares se le ha complicado el escenario electoral ante el crecimiento de los enanos del circo.

Su fututo asoma sombrío.

Si gana el Peje, seguro no le irá muy bien; si gana Cuitláhuac le irá peor al adelantar que abrirá un juicio político contra el Fiscal Jorge Winkler, mismo que le salpica a Yunes Linares y si gana Pepe Yunes solo habrá respeto a la ley, situación que podría no favorecerlo ya que no habrá solapamiento.

Acaso el único escenario que le resultaría favorable al gobernador que está a unos cuantos meses de concluir su cuestionada gestión, sería si July Sheridan sea la próxima gobernadora.

La situación pues, no se muestra optimista.

Por ello la desesperación en el exceso de gastos de campaña de Miguel Angel Yunes Márquez –nueve mil pesos de viáticos al día-. Acaso por ello la campaña de terror y amenazas y pueblos apartados. Acaso por ello la cruzada de intimidación a los 100 mil burócratas que paga el gobierno a quien ha advertido que cooperan o cuello.

Trabajadores del gobierno del estado están sufriendo presiones para apoyar y votar por Yunes Márquez ante lo cual se ha pedido a la burocracia acuda a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) a denunciar estos hechos.

Si los empleados gubernamentales tienen miedo de poner en riesgo su estabilidad laboral, pueden hacer las denuncias de manera anónima, pues la finalidad es evidenciar los actos ilícitos que está haciendo la administración de Miguel Ángel Yunes Linares.

Ya el mismo PRI a través de su dirigente estatal Américo Zúñiga y el vocero Eduardo de la Torre Jaramillo, han señalado que “Están obligando (a la burocracia) a ir a campaña para apoyar al hijo del gobernador como lo pudimos observar en la primera manifestación que se dio en la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) en la Oficialía Mayor donde estás Cuevas Melo, esto se ha extendido a la Secretaría de Gobierno, a la Secretaría de Salud en donde ya hay una denuncia donde están reteniendo credenciales de elector para poder incrementar la votación y lo mismo en el DIF estatal y el Poder Judicial y hay que ser claros porque están violando el derecho humano para votar de estos trabajadores”.

Existen pruebas suficientes para comprobar estos actos intimidatorios y de represión “muestra de ello es la denuncia que ya se presentó por trabajadores de la Secretaría de Salud en donde aseguraron que les están reteniendo las credenciales para votar”.

Hay pues desesperación en el gobierno que en la impronta no ha estimado  cual sería el plan “B” si les alcanza la derrota… ¿Huirá? ¿Se esconderá en Canadá? ¿Se irá al Estero?

Ya por lo pronto las primeras voces de alerta adelantan un futuro nada halagüeño el que espera a esta familia que busca el perpetuamiento y no precisamente por la vía democrática, sino por la herencia monárquica hasta el 2030, más lo que se acumule si decide que los nietos también “merecen abundancia”.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo