Es bastante obvia la estrategia de MoReNa en Veracruz pues ya en la recta final del proceso electivo empiezan a echar toda la carne al asador: Vino López Obrador a Xalapa y Martínez de la Torre; Rocío Nahle y Ahued se presentaron ante Otero Ciudadano y Tatiana Clouthier, también en Xalapa, hizo lo suyo en una concentración masiva celebrada en el Ghal; por cierto con una ambientación parecida a la utilizada por Joseph Goebbels antes de la presentación de Adolf Hitler ante la muchedumbre reunida para escuchar su discurso: en este caso, música e imágenes relativas a la visitante. “Presidente” repetido a coro por los asistentes como deliberado mensaje de un hecho ya casi seguro; lo mismo que “Gobernador” para referirse a Cuitláhuac. Nada criticable, porque es muestra de una muy bien diseñada campaña de convencimiento político. Sin embargo, también sugiere una forma de acondicionar al “Tigre”.