De película está resultando las ríspidas relaciones entre la dirigencia estatal de MoReNa con el gobernador Yunes Linares a quien ahora le atribuye maniobrar para utilizar candidaturas del PES a favor de simpatizantes del Frente PAN-PRD-MC. De resultar cierta esa versión no cabrían explicaciones sobre la deficiente operación de la dirigencia morenista en el estado pues revela que le han comido el mandado en forma abierta, Porque si bien no le corresponde sino al PES lo de las candidaturas es un hecho que las posibilidades de triunfo son debidas al actual arrastre de MoReNa. Visto así, pudiera concluirse que el festejo anticipado de un triunfo todavía virtual no deja nada bueno. Y ahora, a pedalearle para buscar la forma de revertir lo que ya va muy avanzado. Cierto “camarón que se duerme…”.