Aproximadamente un 50 por ciento de incremento en las personas que realizan trabajo sexual es lo que se ha observado en últimas fechas en Orizaba, tanto por la falta de empleo como porque aquí se concentra un punto de trata de blancas, consideró María de la Cruz Jaimes García, directora del Colectivo Feminista Cihuatlahtolli.

“Creo que la situación que se vive en la región de falta de empleo, de oportunidades para que la gente pueda trabajar, hace una opción para el trabajo sexual para muchas mujeres y personas trans u homosexuales”, expuso.

Jaimes García consideró que posiblemente el ayuntamiento les esté dando a permiso a esas personas o se desconoce cómo empiezan a ejercer, pero es un hecho que en las calles se está viendo más gente dedicada a esto.

Recordó que la ley prohíbe el registro de quienes se dedican al trabajo sexual, pero se ve sano que haya una normatividad, sobre todo porque Orizaba siempre ha sido un punto para la trata de personas.

 “Desde que yo recuerdo Orizaba es blanco de la gente que se dedica a la trata de personas, y traen gente de otras partes del país, las traen en grupo a trabajar y eso es algo que tiene muchos años”, abundó.

Respecto al aumento en el número de trabajadoras y trabajadores sexuales, indicó, ha sido de al menos un 50 por ciento en últimas fechas, porque se ve mucha gente nueva, y ojalá que estén trabajando en ello por decisión propia y no porque sean obligadas, que ese es el mayor problema.

Jaimes García recordó que el Colectivo trabaja con un grupo de trabajadoras sexuales a las que se les proporcionan condones, se les enseñó a usarlos, pero sobre todo hay una gran responsabilidad de los usuarios el autocuidarse para evitar una enfermedad de transmisión sexual.

Orizaba- 2018-06-2418:40:45- Nora Gabriela Lira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO