Xalapa- 2018-06-0913:32:21- Ariadna García / El director del Instituto de Ecología (Inecol), Miguel Rubio Godoy, consideró que dejar de utilizar bolsas de plástico y popotes debe ser compromiso de todos y no solo de los empresarios o políticos.

“No es cosa de los empresarios, de los académicos o de los políticos, es cosa de todos. Aquí no se trata de echar culpas sino encontrar soluciones y asumir que todos estamos usando plástico. Todos somos parte del problema, todos deberíamos ser parte de la solución”, apuntó.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, precisó que los océanos reciben ocho mil millones de toneladas de plástico por lo que la contaminación es “brutal” pues además está alterando flujos de energía y matando animales chicos y grandes.

Tras la aprobación en el Congreso del Estado de la prohibición gradual del uso de las bolsas plásticas y la utilización de popotes, sostuvo que es una medida que ya es adoptada por otros países del mundo.

“Ojalá funcione; es una medida que es tomar conciencia a nivel mundial, es una cosa que está pasando. Algunos países arrogantes pensamos que hay unos debajo de nosotros. Hay varios países en África que ya tienen un rato que están prohibidas las bolsas de plástico y se han visto clarísimo los resultados”, dijo.

Y es que aseveró que la contaminación disminuye de manera importante simplemente con prohibir las bolsas de plástico en los supermercados.

Señaló que hay otros lugares en Europa donde desde hace 10 años se impuso una pequeña cuota de recuperación sobre el uso de plástico en las bolsas, por ejemplo de los supermercados, “sí ha disminuido un poco pero no es tan efectivo como prohibirlo de tajo”.

Señaló que aunque ese tipo de medidas puede de inicio “alarmar” a la población, de lo que se trata es de cambiar las formas y crear conciencia y llevar por ejemplo la bolsa de manta al supermercado.

“No tengo que asumir que todo me lo van a envolver ahí en una bolsa de plástico que me dura 10 minutos en lo que me la empacan y llego a casa y la desecho, es una locura”, señaló.