Cd. de México, 7 junio 2018.- Con el respaldo de 51 legisladores, los senadores Ernesto Ruffo, Martha Tagle y Daniel Ávila presentaron una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en contra de la Ley General de Comunicación Social, bautizada como “ley chayote”.

Acompañados por un grupo de abogados, los legisladores presentaron el escrito en la Oficialía de Partes de la Corte y dijeron que esperan que sea admitido, pues cuenta con el respaldo necesario para ser válido.

De acuerdo con la propia Constitución, las acciones de inconstitucionalidad pueden ser promovidas por minorías parlamentarias, siempre y cuando representen al menos el 33 por ciento del Pleno.

Ruffo dijo que la acción promovida fue debidamente firmada por 51 senadores del PAN, PRD y del Partido del Trabajo (PT), lo cual representa el 39.8 por ciento de los 128 legisladores que conforman la Cámara Alta.

La senadora sin partido Martha Tagle recordó que la ley, aprobada el 25 de abril pasado, fue un mandato de la Corte luego que un grupo de organizaciones no gubernamentales ganara un amparo por el incumplimiento del Congreso para emitir la ley reglamentaria de la fracción octava del artículo 134 en materia de comunicación social.

“Estamos impugnando con esta acción de inconstitucionalidad todo el cuerpo general de la Ley General de Comunicación Social que se aprobó por el Congreso de la Unión antes del 30 de abril.

“Estamos, entre otras cosas, de manera muy importante, resaltando lo que tiene que ver con el uso discrecional de los recursos públicos para la contratación de medios y de propaganda gubernamental y las facultades discrecionales que le dan a la Secretaría de Gobernación para seguir siendo la que controle la contratación de espacios públicos y para propaganda gubernamental”, explicó.

Ruffo señaló que además están argumentando que hubo algunos vicios en el procedimiento legislativo, pues la iniciativa de ley se llevó al Pleno sin que hubiera sido dictaminada en comisiones, debido a que en esa instancia se registró un triple empate en la votación.

“Aquí documentamos como hubo manipulación de los procesos de las comisiones legislativas pertinentes a este asunto y, además, otros asuntos de la propia actuación de la Mesa Directiva del Senado, donde, pues violentaron los reglamentos internos”, acusó.