Viernes contemporáneo

Por Armando Ortiz                                                                                   

 

 

Hablar con Sergio Hernández, candidato a la diputación local por el distrito 11 de Xalapa rural, es hablar con un candidato seguro de sí mismo, que ha ido adquiriendo experiencia y que aprendió a valorar sus aciertos y sus errores.

Xalapeño de nacimiento, vivió en la Luz del Barrio hasta los seis años y después en el Sumidero, dos barrios donde miraba las carencias día con día: «Yo viví los problemas en el hogar, en las calles que estaban sin pavimentar; he trabajado para solventar mis estudios, claro que conté con la familia, pero a mí sí me costó trabajo llegar a ser diputado». De las cosas que mejor aprendió en estos casi dos años como diputado local fue saber escuchar: «Uno debe reconocer que no tiene la solución para todas las cosas y por eso es importante escuchar, porque escuchando puede uno encontrar la solución a los problemas».

El candidato de Por Veracruz al Frente, alianza que conforman los partidos PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, reconoce que en Xalapa, región que busca representar en su parte rural, la gente lo que pide es seguridad, buenos empleos y solucionar el problema de la movilidad. Sobre el problema de la inseguridad Sergio Hernández responde que se deben hacer campañas de concientización para que los ciudadanos entiendan que este problema no sólo lo va a resolver el estado, sino que las familias también se deben involucrar, enseñando a los hijos valores y reafirmando sus principios. Asimismo, se debe dignificar a la policía, pero no sólo ofreciéndole mejores sueldos, sino además brindándoles garantías de un mejor futuro para sus hijos por medio de becas y del acceso a vivienda.

En el caso del desempleo, Sergio Hernández tiene muy claro que se debe incentivar a los jóvenes, capacitarlos, apoyarlos para que puedan emprender su propio negocio. No se trata sólo de financiarlos, sino de informarles sobre los programas federales que apoyan a los jóvenes emprendedores. Pero también se requiere que los empresarios ya establecidos, los que dan empleo a muchos xalapeños, no tengan que padecer una carga fiscal que los termine ahogando, o una serie de trámites que retrasen sus proyectos empresariales. Se debe llevar a cabo una mejora regulatoria, así como una simplificación que elimine muchos trámites innecesarios.

Por su parte, en el tema de la movilidad, ese problema en la capital veracruzana que viven los xalapeños día con día, el candidato Sergio Hernández entiende que lo más fácil es proponer un teleférico, unos puentes o hasta un viaducto que atraviese por el subterráneo la ciudad de Xalapa. «En el caso de la movilidad debemos empezar por lo primero, y lo primero es ver la factibilidad de todos los proyectos que se presenten. Para ello voy a proponer la creación de el Instituto de Movilidad de Veracruz, que será la que se encargue de ver que tan factible puede ser un viaducto, un libramiento o un puente». Este sería un instituto que se encargue de campañas de la educación vial tanto para conductores como transeúntes; de vigilar y promover que las leyes referentes a la movilidad se cumplan.

Cabe señalar que cuando el candidato habla de sus propuestas, su lenguaje no es vacilante, antes bien es seguro, sin titubeos. Es el lenguaje de alguien que se sabe vencedor de una contienda que ya es referente en todo el estado por los resultados que ha venido arrojando.

Como xalapeño, Sergio Hernández quiere ser la voz de Xalapa, pero también de todo el estado. A la pregunta de por qué estos proyectos de los que habla no los llevó a cabo en estos casi dos años que lleva como diputado, el coordinador de la bancada panista en el Congreso local se refirió a cómo encontraron el estado después del sexenio de Javier Duarte: «Encontramos un estado devastado, con muchas carencias presupuestales. Recuerda que apenas había dinero para pagar sueldos y se tenía que refinanciar la deuda que los gobiernos anteriores dejaron. Además, se tuvieron que echar abajo algunas iniciativas que dejaron como piedras de tropiezo: la basificación, el impuesto del 3% a la nómina». Cierto, para iniciar al cambio primero se tuvieron que resolver muchos problemas derivados de una insolvencia presupuestal, se tuvo que hacer una reestructuración, una reingeniería total para que el estado no se inmovilizara.

Para Sergio Hernández, quien desde muy joven participara con las brigadas panistas, el voto lo merece quien sale a buscarlo, quien tiene propuestas, quien piensa en los ciudadanos: el voto no lo merecen aquellos que están esperando un voto parejo, aquellos que venden su marca, pero que no muestran su persona, los dijo en clara referencia a la candidata de Morena, Ana Miriam Ferráez, que no quiso dar la cara en el debate del 22 de junio por miedo a ser ridiculizada.

Sergio Hernández está completamente seguro de que Miguel Ángel Yunes Márquez será el próximo gobernador de Veracruz y a la pregunta de por qué cree que será un buen gobernador, su respuesta se reduce a una palabra: «Experiencia». Sergio Hernández espera que lo mismo que hizo Yunes Márquez con Boca del Río, también lo pueda hacer en todo el estado de Veracruz.

A la pregunta de por qué el elector debería votar por él este primero de julio y refrendarlo como diputado en el Congreso local, la respuesta de Sergio Hernández fue contundente: «Yo conozco sus problemas y estaré ahí para resolverlos».

aortiz52@nullhotmail.com