Américo Zúñiga en imitación a Lázaro reaccionó tres días después, haciendo válido el refrán “tarde pero seguro, y declaró sobre la investigación a la señora Karime Macías, su reacción se produce con retardo, cuando el tema ha sido profusamente ventilado en los medios; aunque, como dicen en el llano, “más vale tarde que nunca”, pues la omisión resultaba inexplicable en pleno desarrollo de un proceso electoral cuyas exigencias, por lo que está en juego, son mayúsculas y no se valen abúlicas distracciones.