Opiniones y Comentarios
Julio Ricardo Blanchet Cruz
diariolibertad@nullgmail.com

 

En la reunión de los súbditos de la corona yanqui, entre los que se encontraba el vergonzante y mal hadado Luis Videgaray; que lo mismo la hace de secretario de Hacienda y Crédito Público, que de secretario de Relaciones Exteriores…

Por lo que de igual forma le da 48 horas al embajador de Corea del Norte para que abandone el territorio mexicano; que ante la Prensa Internacional desconoce el resultado de las elecciones en Venezuela a las que él y sus compañeritos cancilleres calificaron de ilegales…

Y a nombre de ellos ¡le exigió! al Canciller Venezolano Jorge Alberto Arreaza Montserrat, ¡llevar a cabo nuevas elecciones!…

A lo que el diplomático le respondió preguntando cuál es el derecho moral que le asistía para hablar de democracia y de elecciones limpias; si durante el proceso electoral que se está llevando a cabo en México han asesinado a decenas de candidatos.  Y ellos, los venezolanos, no se meten a opinar al respecto…

El señor de Malinalco, a pesar de que tiene el cuero tan duro como un rinoceronte, no pudo disimular el gesto de disgusto que le causó semejante respuesta, de por sí esperada; pues era lo menos que podía suponerse le respondiera…

Pero más merece por aceptar un cargo sin tener los conocimientos y la capacidad para desempeñarlo adecuada y responsablemente; como él mismo lo reconoció. Y por ende, carecer de la dignidad necesaria para negarse a desempeñar papelitos tan vergonzosos…

Y vaya que nos está saliendo caro el aprendizaje del impresentable sujeto de marras.  Pues fueron muchos años que costó, contra viento y marea, el llevar a cabo la “Doctrina Estrada” de no intervenir en los asuntos de otras naciones…

Para que Peña Nieto y su marioneta pusieran a la Patria como tapete a los pies de La Casa Blanca, haciendo el ridículo internacional al exhibirse sin dignidad cual ninguna ante el imperio del consumismo…

Que no le digan y que no le cuenten, en tiempos de José de la Cruz Porfirio Díaz Mori (1830 – 1915) México era parte del Primer Mundo y se hablaba de tú a tú con las demás naciones…

En tiempos del General Lázaro Cárdenas del Río (1891 – 1970) pudimos resistir perfectamente el boicot a nuestro petróleo, el que nadie nos lo compró como represalia por la nacionalización de la Industria; que hoy está de nuevo en manos de los mismos intereses privados…

Hace cincuenta años la tierra de nuestro México no solo producía lo que nos comíamos; tan es así que éramos conocidos como “El Cuerno de la Abundancia”.  En tiempos de Cuauhtemoc y Moctezuma, se defendieron con la sangre las riquezas de nuestro México

 

Hoy esas riquezas se las siguen llevando los extranjeros sin los heroicos derramamientos de sangre, sino más bien por inconfesables arreglos por debajo de la mesa; pero lo único cierto es que nos siguen saqueado, los de afuera y los apátridas que se dicen demócratas.

Cambiando de tema…

 

Ahora resulta que Peña Nieto condena la agresión -verbal y física- a elementos de La Marina, en la antigua Zapotlanejo, hoy Ciudad Guzmán; cuando las agresiones a los militares son el resultado de la equívoca decisión de poner a los elementos de las Fuerzas Armadas a realizar labores para las que no fueron formados, y consecuentemente desprestigiarlos; como acaba de suceder al haber falseado los hechos en los que detuvieron a “El Abuelo”.  Qué vergüenza” para La Marina…

Pero hay que reconocer que los responsables de la inseguridad no son los delincuentes; son las Autoridades; y directamente lo son y lo han sido los Presidentes, que con sus erróneas políticas y su sumisión hacia los oligarcas, han permitido que la delincuencia los rebase, y hasta haciéndose parte de la misma…

El que como justificación le echen la culpa de todo lo que sucede a los poderosos cárteles de la droga, es solo una forma de excusar el compromiso que tienen de proteger a la sociedad y que no han cumplido…

Los Barones de las drogas no son los mismos que secuestran, violan, cobran piso y chantajean por teléfono; no pueden creer las honorables autoridades que nos engañan a todos, justificando así su ineptitud y sus inconfesables arreglos…

Porque si mucho apuran, también se puede hablar de otro cártel más poderoso que el de Jalisco Nueva Generación, Los Zetas, Los Rojos y todos los demás juntos.  Y es el cártel de la política…

Estamos gobernados por auténticos delincuentes y no se quiere reconocer.  Y de todos los delincuentes, los peores, lo que ya es decir bastante, son los Banqueros.  Otrora respetables miembros de la sociedad y personajes dignos de toda confianza…

Sin por supuesto dejar de mencionar a los cárteles de Dios, a los que llaman religiones, que ahí se van dando un “quién vive” con los banqueros.  Unos con un cuento y otros con otro, pero para el caso es lo mismo; ambos gremios viven del cuento…

Unos juegan con billetitos de papel -hoy de plástico- sin respaldo alguno; y los otros, también sin respaldo alguno, juegan con cielos, infiernos y promesas de vida después de la muerte, en las que desconcertantemente la inmensa mayoría todavía cree.  Y así; ni pa donde hacerse.  Todavía no tocamos fondo.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.