Desde el Café
Bernardo Gutiérrez Parra

Para quien no conozca el municipio de Ciudad Mendoza, que le baste saber que es un apacible pueblo de la sierra de Zongolica, donde salvo por los muertos y las fiestas de rigor, nunca pasa nada. Es decir, nuestra Ciudad Mendoza nada tiene que ver con su tocaya de Argentina que simplemente se cuece aparte.

Por principio de cuentas Ciudad Mendoza, Veracruz, carece de atractivos turísticos, plazas comerciales, cines, teatros o museos. Nada que distraiga a sus 35 mil 500 habitantes que no sea el parquecito local y pare usted de contar.

Quienes van rumbo al Pico de Orizaba y pasan por Ciudad Mendoza, no me dejarán mentir cuando digo que la carretera está muy lejos de ser eso; una carretera. Es apenas un pedazo de asfalto lleno de hoyancos por todas partes.

Y ni para qué hablar de otras carencias.

Pero dos regidores que en verdad aman a su tierra natal decidieron hermanarla con Pola de Gordón.

¿Pola de qué?

Pola de Gordón. ¿Qué, a poco no saben dónde está?

Wikipedia dice que Pola de Gordón es un pueblo campirano del norte de España, pertenece a la provincia de León y tiene 3 mil 200 habitantes.

Como nuestra Ciudad Mendoza, Pola de Gordón no tiene mayor chiste. Acaso bellos paisajes naturales y ya; no hay más. Eso sí, en invierno hace un frío que congela el infierno.

Pues hasta allá se fueron los regidores José Luis Librado Salmerón Paredes, de Morena y Daniel López Pérez, del Partido Nueva Alianza, con 250 mil pesos que el ayuntamiento local le dio a cada uno para “gastos a comprobar”.

Ambos sujetos estuvieron ocho días con siete noches. Pero como se leerá más adelante, no todo ese tiempo se la pasaron en Pola de Gordón sino “conociendo lugares muy bonitos”.  Y seguro que uno de esos lugares fue la Gran Vía donde se han de haber puesto hasta el cepillo.

¿De cuál de los dos regidores sería la idea de irse a hermanar con un pueblo olvidado de la Cordillera Cantábrica? ¿Qué argumentos esgrimirían al Cabildo donde éste les soltó medio millón de pesos así nomás como así?

Sin duda el asunto hubiera pasado inadvertido de no ser porque a Librado Salmerón le salió lo petulante y subió a las redes una foto del viajecito donde explica que se realizó para traer beneficios a su ciudad natal.

Uta sí, ya imagino la de mercedes que lloverán sobre los habitantes de Ciudad Mendoza.

En el supuesto de que se haya llevado a cabo ese… llamémosle acercamiento, ¿qué beneficios puede traer al municipio veracruzano hermanarse con Pola de Gordón? ¿Qué beneficios tendrá para Pola de Gordón haberse hermanado con un pueblo olvidado de la sierra de Zongolica?

Para acabarla de enredar, al parecer el hermanamiento fue ultra secreto porque no está registrado en el portal de transparencia de Ciudad Mendoza.

Pero si en el Cabildo guardan hermetismo, Librado no se anduvo con pichicaterías a la hora de presumir el viaje en las redes.

“Pues una nueva experiencia trabajar lejos de nuestra tierra en beneficio del pueblo, ojalá se aterricen los proyectos y por lo pronto conociendo lugares muy bonitos. Vine a España por trabajo del ayuntamiento y hemos recorrido centro y norte de este país muy bonito y seguiremos cuatro días más trabajando. Se presentó la oportunidad por el trabajo y aquí ando conociendo buena parte de España. Tantos paisajes increíbles, viajamos a la provincia y fantástico. Bosques, colorido, aire y agua pura”.

Qué bien que nuestros representantes populares viajen 9 mil kilómetros en busca de proyectos productivos a una comunidad española. Ya imagino la de inversiones que harán los hombres de negocios de Pola de Gordón en Ciudad Mendoza.

Después de esto a mi que no me vengan con que hay pobrezas, privaciones y estrecheces en poblaciones que se supone, están bien jodidas, como Ciudad Mendoza, Veracruz.

bernardogup@nullhotmail.com