OPINIÓN
Por Mario Javier Sánchez de la Torre

A tan solo 23 días que se lleve a cabo la jornada electoral, en la carrera para la Presidencia de la República, las situaciones de los candidatos casi siguen igual.

En lo que respecta al posicionamiento de cada uno en las diferentes encuestas que se publican, con solamente algunas variaciones en los puntajes pero que no cambian las posiciones desde el inicio de la presente campaña, Andrés Manuel López Obrador de la coalición “Juntos haremos historia” continúa en primer lugar; Ricardo Anaya Cortez de “Por México al frente” en la segunda posición; José Antonio Meade Kuribreña de “Todos por México” en la tercera y Jaime Rodríguez Calderón (a) El Bronco, único candidato independiente en la cuarta.

Los tres principales después del pasado debate cambiaron sus estrategias de campaña, unos en mayor medida que otros, pero las cambiaron e inclusive se puede considerar que en algunos casos se copió la estrategia de uno a otro, como en el caso de Meade Kuribreña, que inicio con los apoyos a los mal llamados “sectores desprotegidos” de la sociedad mexicana. Acción que tanto han criticado al candidato de MORENA, y calificado de populista. Pero en esto de las campañas, como usted sabe y se ha dado cuento a lo largo de los diferentes procesos electorales que le ha tocado vivir y posiblemente participar, en las llamadas campañas electorales se vale de todo, principalmente mentirles a los electores. Acción que ya debería haber sido normada y sancionada por las autoridades electorales, pero que no lo han hecho por no convenir a sus intereses o sea a los intereses de los partidos políticos que están incrustados en la estructura de éstos, el Instituto Nacional Electoral (INE), los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) de cada entidad federativa, los Tribunales Electorales estatales y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Pero independientemente de lo anterior que es de gran importancia y urgencia que se corrija, en lo que respecta a la contienda por la Presidencia de la República, el abanderado que se vio mejor durante las últimas dos semanas, debido a su cambio de estrategia especialmente hacia el sector empresarial fue López Obrador, pues después de la reunión que tuvo con la cúpula de los hombres de negocios de este país, con los integrantes del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), manifestó palabras más, palabras menos: hubo acuerdo y conciliación con los empresarios.

Situación que para el tabasqueño era una no piedra en el zapato, sino una roca por la importancia que tiene este sector de la sociedad mexicana, al también manifestar de gira por el Estado de Tlaxcala lo siguiente: “Hubo conciliación, en el entendido de que el próximo gobierno de México va a representar a todos los mexicanos, a ricos y a pobres”

 “Va a ser un gobierno entre todos, de manera pacífica, sin violencia, que logremos la cuarta transformación de la vida pública de nuestro país”.

Así las situaciones en la elección por la Presidencia de México a tan sólo 23 días del día de la jornada electoral el próximo domingo primero de julio. Usted estimado lector ¿Quién cree que ganará? ¿Qué se vaya a cumplir el pronóstico de las encuestas o no? Será muy interesante conocer su OPINIÓN. Hasta el lunes.

noti-sigloxxi@nullhotmail.com