Prosa aprisa

Por Arturo Reyes Isidoro

Alienta, al menos a mí me alienta, que ante la muy alta probabilidad de que Andrés Manuel López Obrador gane la Presidencia dentro de 26 días (¡ya sólo faltan 26 días para ir a las urnas!), dos mujeres le puedan marcar el paso, le sean un apoyo pero también le sirvan de equilibrio.

Una, su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, la otra quien sería la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de quien me ocupé ayer en este espacio.

De la primera, quien rechaza la figura de “primera dama”, resulta llamativa su semblanza curricular.

Su formación académica equilibra muy bien, eso creo, el pragmatismo de su esposo, quien sólo tiene una licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM.

Ella obtuvo su licenciatura en Comunicación por la Universidad Iberoamericana y fue reportera y locutora: sí, reportera como muchos de los que nos hicimos en las infanterías del periodismo. Colaboró en la productora Argos y a partir del 2001 trabajó como asesora del Gobierno capitalino, primero en el área de Comunicación y luego en Asuntos Internacionales. López Obrador era jefe de Gobierno (tomo datos de una amplia entrevista que le hicieron en febrero pasado y que se publicó en la Revista R del diario Reforma).

Cuenta con una maestría en Letras Iberoamericanas y en 2013 obtuvo un doctorado en Literatura. En 2011 escribió su primer libro: Larga vida al sol, al que le siguieron dos más: Viejo siglo nuevo y Dos revolucionarios a la sombra de Madero. Maestra y doctora en letras y en literatura, escritora e investigadora, además.

También ha sido responsable de la publicación de dos compilaciones inéditas en el país: Solón Argüello. Antología Poética y Episodios de la Revolución Mexicana. Además, escribe poesía, crónicas y cuentos. Y cuando la invitan a ferias del libro, se presenta a sí misma como “aprendiz de historiadora” y como una apasionada de Francisco I. Madero. Nada mal. Al menor sabe “leer y escribir”.

Nada mal si la comparamos con la chiva loca que resultó Martha Sahagún de Fox, una mujer frívola cuyos excesos escandalizaron a medio México, por no decir que a todo el país. Esto es, se me hace difícil que la señora Gutiérrez Müller pudiera resultar una nueva versión de la guanajuatense.

La reportera que la entrevistó lo consignó muy bien: aunque no es muy activa en el mundo de la política, en el ámbito académico cuenta con un amplio prestigio.

Sobre cuál debía ser su aportación para resolver los problemas del país, en aquella entrevista del 11 de febrero, no se precipitó en su respuesta:

“Quién sabe, tendría que pensarlo en su momento pero, por lo menos, ya no la frivolidad; para empezar, un poquito más nivel, hay que subir las expectativas, porque las mujeres no sólo somos vanidosas, también tenemos pensamiento, también tenemos responsabilidades, somos creativas, somos trabajadoras, empezando por ahí, también podría ser una aportación”.

Advirtió desde entonces que prácticas como la compra del voto no sólo perpetúan regímenes corruptos, sino que representan un riesgo para las libertades.

De su nivel y de la defensa que hace de su esposo (se casó con él en 2006) y de su proyecto ha sido muy comentado el “entre” tuitero que se acaba de dar con un santón de la intelectualidad mexicana Enrique Krauze.

El 31 de mayo el historiador publicó en su cuenta de Twitter: “Populismo: régimen de dominación carismática que llega al poder por la vía democrática, para acabar con ella”.

Dos días después le replicó ella, igual, vía Twitter: “Si, como defines, el populismo es llegar al poder por la vía democrática para luego destruirla, de verdad no es lo que piensa AMLO. Si tu preocupación es sincera, puedes estar tranquilo. Porque habrá democracia en México como no se ha visto desde los tiempos de Madero”.

Krauze reaccionó ese mismo día a los pocos minutos: “Estimada Beatriz: yo nunca he puesto en duda la sinceridad de AMLO; no veo por qué dudas de la mía. Madero respetó escrupulosamente la libertad de crítica. Sólo el tiempo dirá si AMLO sigue su ejemplo”.

Ella recogió la bola a botepronto y le respondió: “Te aseguro que habrá «kratos» con «demos». Lo juro ante la tumba de San Pedro en Roma y en el Muro de las Lamentaciones en Jerusalén. Te mando un fuerte abrazo”.

Ya no le respondió el escritor.

Cuánto habrá de servir, eso creo, a AMLO si gana la elección, tenerla en casa, a su lado, escucharla y centrarse con base en lo que ella le diga, que las mujeres tienen desarrollado en alto grado el sentido común, y en el caso de ella, además, con una buena preparación académica.

Si se repara, López Obrador está teniendo éxito por sí pero también por porque ha decidido apoyarse en buena parte en mujeres. Dos casos relevantes son el de Tatiana Clouthier, su coordinadora de campaña, y en el caso concreto de Veracruz el de Rocío Nahle, quien anda como hormiguita por todo el Estado promoviendo a su partido y su causa.

AMLO estará este martes en la tarde en Xalapa (17:30 horas, cruce de las calles Enríquez y Lucio) y al día siguiente irá a Martínez de la Torre (10:00 horas).

Nuevo Coordinador de la FILU

Una atinada decisión de la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, fue la de haber designado ayer como nuevo Coordinador de la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) a Germán Martínez Aceves, un compañero editor pero también periodista cultural, productor y conductor en Radio Universidad Veracruzana, reseñista literario y últimamente Coordinador de Difusión de la FILU. Por la mañana, en las instalaciones de la Dirección Editorial, le dio posesión formalmente el Secretario de Desarrollo Institucional de la UV, Octavio Ochoa Contreras.

Con su nombramiento se reconoce toda una trayectoria de trabajo dentro de la casa de estudios lo que habla bien de la autoridad universitaria. El nombramiento fue muy bien recibido por todos sus compañeros de la Editorial que conocen muy bien su profesionalismo y responsabilidad en todas las tareas que ha desempeñado y desempeña. Los nuevos aires en la FILU auguran que la edición de 2019 será muy exitosa. Enhorabuena para el compañero.

Una priista que sí trabaja

Así como veo a Rocío Nahle, de Morena, moviéndose por todo el Estado, en el caso del PRI alguien que también va y viene, sube y baja por toda la geografía estatal es la candidata a diputada federal plurinominal Anilú Ingram Vallines.

Aquí he dicho que ella, por ser candidata plurinominal, ha asegurado ya una curul y bien se podría desentender de las actividades de su partido. Pero con vergüenza profesional política anda acompañando y apoyando a los candidatos uninominales de su partido y pidiendo el voto para José Antonio Meade y para Pepe Yunes.

La semana pasada estuvo en el arranque de campañas de las candidatas a diputadas locales en el Puerto de Veracruz y ha estado recorriendo ese distrito de donde además es.

El viernes pasado fue invitada junto con Pepe Yunes al aniversario número 35 de Telever, donde ella fue conductora.  Ahí partieron el pastel, aunque no el que ellos quieren y pretenden.

Según leí en su material informativo, el sábado estuvo muy temprano y hasta entrada la noche recorriendo colonias del puerto jarocho saludando casa por casa, escuchando en corto a la gente. Esta semana tiene programado caminar los municipios de Zongolica y Orizaba, según se informó.

Cualquiera que sea el resultado que obtenga su partido, ella podrá andar con la frente en alto porque habrá cumplido  con el compromiso que tiene con su partido.

Una gran noticia para la humanidad

No quiero dejar por alto una gran noticia que se publicó ayer en el diario El País: un autotrasplante logró eliminar el cáncer en una paciente con metástasis en Estados Unidos, gracias a que un equipo médico consiguió eliminar un tumor en estado avanzado gracias a la terapia celular con linfocitos.

La entrada de la nota anotó: “Una mujer de 49 años es la primera persona con cáncer de mama avanzado y metástasis en otros órganos que ha visto desaparecer todos sus tumores gracias a la inmunoterapia. Estos nuevos tratamientos que adiestran al sistema inmune del paciente para que aprenda a reconocer y aniquilar las células del cáncer funcionan sobre todo en tumores que acumulan muchas mutaciones genéticas en poco tiempo, como el melanoma y los tumores de pulmón causados por el tabaco”. El enlace donde se puede leer la nota completa es el siguiente: https://elpais.com/elpais/2018/06/04/ciencia/1528126063_029284.html