Xalapa- 2018-06-2013:29:33- Los tres órdenes de gobierno debería de sentir “vergüenza” por los bajos salarios que tienen los veracruzanos, afirmó el economista e investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández.

Lo anterior en relación a los datos del Servicio Nacional de Empleo que establecen que el salario promedio de un veracruzano con empleo formal es de 4 mil 500 pesos mensuales.

“Cómo es posible tener ese promedio de ingresos en el Estado más rico, debería de darle pena a quienes gobiernan, a la Federación, al Estado e incluso a los municipios”, declaró en entrevista al académico.

En entrevista previa a su participación en el Primer Congreso Nacional Globalización, Federalismo y Vida Local “El pensamiento crítico aplicado a las políticas públicas” Arias Hernández advirtió que la realidad económica del país se está desbordando, lo que en Veracruz se refleja en distintas maneras.

El investigador de la UV consideró que se está pasando del “estado de bienestar al estado de malestar” en la entidad, ya que actualmente la única Ley que impera es la llamada “Ley de Herodes”.

Opinó que la corrupción sigue estando presente y no es exclusiva del gobierno de Javier Duarte, ya que quienes gobiernan a la fecha, tanto a nivel federal como local, deberán de ser evaluados debido a que no están respetando el Estado de Derecho.

Arias Hernández recordó que el gobierno estatal mantiene serios pendientes, pero no reconoce las deudas laborales y los pasivos institucionales.

Además dijo que a la UV le han dado un “chupón”, pues tampoco se ha cumplido con los pagos que quedaron pendientes en el sexenio anterior.

Arias Hernández igualmente consideró que los empresarios deben de exigir que se les pague lo que institucionalmente se les debe, pues no se puede solo aplicar la justicia a unos y excluir a otros.

Criticó que actualmente tampoco hay transparencia ni acceso a la información, pues por su parte durante el actual gobierno ha preguntado cuál es el total de la deuda, pero los datos no aparecen en los portales de información del gobierno sin ninguna consecuencia legal por dicha opacidad.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO