Dice César Augusto Santiago: “El ciudadano Meade y su posición de derecha no aportó un solo voto al PRI; es más, pasó a perjudicar a los partidos de la alianza ¿Por qué no aportó ningún voto? Porque queda claro que votó más gente del PRI por los candidatos a senadores del PRI y a diputados federales del PRI, votaron más que para la Presidencia de la República”, Lo dice sin recato alguno, pero omite que en 2006 cuando perdió el PRI con Roberto Madrazo de candidato sucedió igual, hubo mayor votación para candidatos al Poder Legislativo que para el de la presidencia. Si de esa manera, quienes se presentan como los salvadores del PRI, pretenden diagnosticar lo que ocurre en el PRI no se pronostican buenos resultados a la reconstrucción. Porque, además, esos “salvadores” son los  causantes de cuanto ocurre en ese partido.