O   P   I   N   I   O   N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre

    Uno de los puntos de la Agenda Legislativa del Movimiento de Regeneración Nacional a partir de que inicie funciones en el Congreso de la Unión, será el reducir en 50 % el financiamiento público de las actividades permanentes de los partidos políticos que queden con registro ante el Instituto Nacional Electoral.

    Por el momento la diputada Alicia Barrientos Pantoja presentó una iniciativa para reformar el artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos sobre el tema.

    Iniciativa que MORENA ha presentado 3 veces en el Congreso pero que los partidos mayoritarios no le hicieron caso por así convenir a sus corruptos intereses, pero seguramente en la siguiente legislatura federal, la LXIV, esa actitud de los partidos ex mayoritarios y ahora convertidos en minoría, aunque no llegara a cambiar, ya no importará, pues la mayoría apabullante la tienen los legisladores del equipo de López Obrador.

    Y también sería muy conveniente aprovechando la oportunidad de la iniciativa presentada por la diputada Barrientos Pantoja de MORENA, de reformar el artículo 41 constitucional, que se hicieran reformas al porcentaje de votos que se requiere tanto para lograr el registro como partido político ante el INE, como la tomadura de pelo que es el número de firmas que requieren los candidatos llamadas “independientes” qué es más correcto denominarlos “sin partido”, aunque no a todos, para logar su candidatura.

    Pero vamos por partes, en la actualidad la ley exige el 3 % de los votos para poder lograr y conservar el registro, además de otras cosas a las asociaciones políticas que desea lograr este importante estatus, tanto por la participación política que pueden tener, como por el acceso a cantidades muy grandes de dinero público que pueden obtener, lo que se debe terminar.

    Por lo que respecta al porcentaje de votos, este debe aumentarse a un mínimo de 5 %, con lo que se evitaría la llegada a este nivel de lo que ya hemos estado viviendo y solventando con nuestros impuestos todos los mexicanos. Una serie de instituciones familiares y en otros casos de solamente negocios que venden sus comités estatales al mejor postor, sin importarles realmente su participación política, sólo les interesa el dinero que pueden ganar. O aquellos que solamente han sido comparsas de los partidos mayoritarios y que gracias a eso han podido conservar su registro. Los nombres no es necesario citarlos en este espacio, sería desperdiciarlo, usted estimado lector ya los conoce, porque para desgracia de todos los mexicanos, éstos se han enriquecido con nuestros impuestos.

         Por otra parte, el no poder lograr una representación del 5 % del padrón electoral, es que no representan a ningún sector importante de la población, No tienen porque ser partidos políticos. Lo que demuestra que el 3 % que en la actualidad exige la ley, es totalmente amañado, con este porcentaje lo único que se buscaba es dar acceso al nivel de Partido Político a las Asociaciones Políticas que se convertían en “partidos comparsas” de los que eran mayoría, con varias finalidades, dividir el voto, meter como candidatos plurinominales a los amigos y amigas y obviamente obtener el dinero de las prerrogativas, entre otras.

    Por lo que respecta a la reforma para las candidaturas de los aspirantes a cargos de elección popular denominados “independientes”, por razones de espacio y tiempo lo dejamos para otra ocasión, pero es un tema de gran importancia. Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fech. Púb. Lun. 30-julio-18)